Aumentan los reportes de operaciones sospechosas

Bancos emitieron más de 15.000 ROS en lo que va del año

Iván Rojas Vega
@rojasvega015

Ayer, en la sede de la Cámara de Comercio Paraguayo-Americana se llevó a cabo el debate organizado por el Pacto Ético y Cumplimiento (PEC) sobre el rol del sector privado en el contexto de la evaluación del Grupo de Acción Financiera Internacional de Latinoamérica (Gafilat) a la que será sometido nuestro país desde el mes de noviembre.

Participaron del panel César Maidana Gerente de Visión Banco, Waldo Roberto Deloitte, Diego Martínez de Estudios Sectoriales de Seprelad y César Barreto exministro de Hacienda.

ROS
Según la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad) en su portal web, el ROS o Reporte de Operaciones Sospechosas es la comunicación mediante la cual los sujetos obligados -los bancos, por ejemplo- reportan cualquier hecho u operación que consideren están fuera de los parámetros normales de movimiento de dinero de una persona.

Refieren operaciones, hechos o situaciones que potencialmente pueden estar relacionadas con actividades ilícitas de lavado de activos o la financiación del terrorismo y es importante que no se requiere la certeza de que esto sea así para efectuar el reporte correspondiente ante la cartera encargada de la prevención de lavado. Esto no constituye una denuncia penal.

César Maidana, en el marco del debate, puso sobre la mesa la gran cantidad de operaciones sospechosas que el sector financiero ha puesto a conocimiento de la Seprelad en los últimos años, haciendo hincapié en que el número es cada vez mayor y el organismo estatal no posee la cantidad suficiente de analistas para poder analizar los casos en un tiempo razonable.

“Quisiera puntualizar cifras acerca de los ROS. El sector financiero y por sobre todo los bancos, en dos años emitieron más de 27.000 reportes de operaciones sospechosas y este número va en aumento. En lo que va del año, a septiembre, ya hay más de 15.000 y si vamos sumando tenemos ya cerca de 40.000 ROS en estos tres años”, indicó Maidana.

“Esta cifra es realmente una sobrecarga para los funcionarios de Seprelad, son muchos los analistas que necesitan para atender toda esta cantidad de ROS que está emitiendo el sector financiero. En gran medida, esto tiene que ver con la informalidad que hoy no es delito precedente del lavado de dinero”, puntualizó haciendo referencia a que este fue uno de los puntos débiles que hizo volver a la lista gris a Panamá.

CORRESPONSALÍA
Por su parte, el exministro de Hacienda y gerente bancario, César Barreto, indicó que no pasar la evaluación de Gafilat es un problema para todos los paraguayos y no solo para el gobierno o los empresarios, ya que los corresponsales bancarios podrían retirarse y dejar de operar con bancos paraguayos, generando muchas trabas para el comercio y la economía de nuestro país.

“Estamos encarando esta evaluación con una Espada de Damocles encima porque los que están impulsando en gran medida esto son los bancos corresponsales y están forzando porque si nosotros no logramos identificar de manera clara a los beneficiarios finales de las empresas, vamos a quedar sin corresponsalía bancaria”, dijo Barreto.

Manuel Fronciani, presidente del Pacto Ético y Cumplimiento (PEC).

Expresó que esto es un tema delicado, porque sin corresponsalía bancaria será demasiado difícil y caro realizar operaciones de comercio exterior: “El importador no va a poder comerciar libremente porque no va a poder pagar el precio de los productos en el exterior y el exportador no va a poder cobrar”.

“Esta es una cuestión de conciencia porque yo estoy seguro que muchas de estas empresas no ocultan nada, es una cuestión cultural por el miedo que hay a que aparezca el nombre como beneficiario por cuestiones de secuestro y compañía, pero necesitamos un punto de inflexión y esto va a tener que cambiar”, puntualizó.

EL TIEMPO APREMIA
Diego Martínez, funcionario de la Seprelad, apuntó a que la cartera se encuentra haciendo un gran trabajo pero sin embargo el tiempo de aplicación es reducido. De nada le servirá al país tener la estructura legal que exige Gafilat si la aplicación no es efectiva en todos los ámbitos y si las sanciones a las personas o empresas que no cumplan no se aplican de manera correcta y eficaz.

“El tiempo apremia, el 18 de noviembre inicia la visita de preevaluación y ya nos dejan el formulario, tenemos hasta abril para completar el mismo y luego vienen evaluadores para corroborar la información in situ, se van a entrevistar con comerciantes, por ejemplo van a ir a las joyerías y van a simular una compra. En este hipotético caso, si el vendedor no requiere información adecuada, ser irá degradando la imagen sobre el país. El compromiso es de todos”, expresó Martínez.

DestacadoGafilat