Cavallaro envía primera carga de jabones a Corea

Contenedor partió ayer con línea natural de Coco Cavallaro

El Grupo Cavalla­ro realizó ayer el embarco de su primera carga de jabones rumbo a Corea del Sur. Un contenedor de 40 pies partió con toda la línea natural de Coco has­ta la ciudad de Busan, de­jando en alto a la industria nacional.

Toda su línea de Coco Ca­vallaro desembarcará en el país asiático con una amplia variedad de jabo­nes en polvo, de tocador y de lavar, confirmó su gerente de marketing, Ma­rian Recalde.

De acuerdo a la ge­rente, toda la línea es hipoalergénica, por lo que se convierte en un producto altamente re­comendable para niños, personas con alergia o piel sensible. En esa línea, también tuvo en cuenta que actualmente hay una alta tendencia ha­cia el consumo de pro­ductos naturales en el mundo entero.

“Siempre lo natural es mejor, evitando cualquier tipo de agregados quími­cos”, dijo. Con esta línea también la firma logró un importante crecimiento en Uruguay, un mercado al que considera muy in­formado sobre lo que con­sume.

Tan solo a finales del año pasado, la firma paragua­ya anunciaba su llegada al mercado estadounidense hasta la ciudad de Florida, con el envío de 18 tonela­das de productos. A menos de un año, la industrial logra introducir su línea natural de coco puro al mercado coreano. Recalde destacó que esta es una lí­nea cien por ciento natural y que, en la región no exis­ten productores que ten­gan un jabón de las mis­mas características. “Esto es porque el jabón de coco puro que producimos aquí está hecho completamen­te de aceite de almendra de coco”, expresó.

Cabe resaltar que desde este año, Cavallaro empe­zó a procesar industrial­mente el coco. Anterior­mente, se hacía solo de manera manual pues esta materia prima es “bastante maleable”, lo que dificulta su industrialización. Hoy, ya cuenta con máquinas que permiten su manejo a nivel de industria, lo cual los ayudó en el ingreso a nuevos mercados.

El coco empleado por Ca­vallaro es autóctono de Pa­raguay de algunos países de Sudamérica. Su aceite posee un “altísimo conte­nido de ácido láurico, el cual es muy apreciado en el mundo de la cosmética”. Además de esto, otorga al producto la propiedad de ser un antibacterial sin agregados químicos, es antiséptico y además, según resaltó, es un buen emoliente.