Correa abandona BNF para asesorar a Abdo

El nuevo titular de la banca pública es Carlos Florentín

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, confirmó que el extitular del Banco Nacional de Fomento (BNF) Daniel Correa pasará ahora a ser su asesor económico. La decisión aparentemente se dio tras los acontecimientos en torno al caso Lamborghini. En su reemblazo nombró a Carlos Florentín, quien se desempeñaba como gerente financiero del Banco para la Comercialización y Producción SA (Bancop).

Correa fue viceministro de Economía del Ministerio de Hacienda desde el 2013 hasta febrero del 2016. Desde el 2008 hasta el 2013 se desempeñó como economista en la empresa Investor Economía SA.

PERSONA IDÓNEA

Hugo Estigarribia, abogado constitucionalista, manifestó que el expresidente del BNF es bastante idóneo en el área económica y que ya se necesitaba una coordinación en los temas económicos en el Palacio de Gobierno. “Creo que es una buena designación a priori, sin analizar su actuación en el Banco de Fomento, ni como Ministro de Hacienda, es una persona del sector y es necesario tener un asesor económico en el Palacio”.

“Yo siempre vengo insistiendo en la necesidad de tener mejor equipo en el Palacio, de tener un equipo aparte, porque la realidad del Ministerio de Hacienda es una, y la de la economía en general puede coincidir con esa pero en general se necesita un análisis mucho más tranquilo y teniendo en cuenta todas las aristas económicas del país, así que yo creo que es positivo que el presidente tenga un asesor económico, incluso que sea remunerado”.

Resaltó que el equipo del Palacio debe ser fuerte, tener asesores con experiencia como en otros países, que generen una opinión en el presidente para que tome las decisiones adecuadas.

ROL MÁS RELEVANTE

Por su parte, el analista económico Amilcar Ferreira dijo que la decisión del mandatario le tomó de sorpresa ya que Daniel Correa es un excelente profesional y que además es uno de los mejores economistas del país. Señaló que el Gobierno seguramente consideró que él podía cumplir un rol más relevante como asesor que como presidente del BNF.

“Yo esperaría que ocupe un cargo más alto en todo caso porque lo venía haciendo bien al frente del BNF y me parece que es un personal de mucha valía para desperdiciarlo, yo espero que el rol y la posición que ocupe sea más importante en todo caso”.

Comentó que muchas veces cambiar a alguien de cargo ejecutivo a una asesoría puede ser una forma elegante de ponerlo en el “freezer”. “Espero que no sea el caso, que realmente esto signifique un lugar más relevante en el cual él pueda seguir aportando, porque dentro de la estructura pública es una de las personas valiosas que tenemos en el país”.

BNF Respecto al BNF, el analista mencionó que en los últimos tiempos han habido mejoras, reformó su carta orgánica y además cuenta con un directorio más profesional pero que debería tener un mayor protagonismo en los créditos de fomento, especialmente para la vivienda.

“Hay un reclamo en ese sentido, de mayor presencia del BNF en los créditos que de alguna manera articulan las políticas públicas. El Banco tiene que ser un brazo ejecutor de política pública; brindar las facilidades, un mayor volumen de cartera en lo que es crédito para la vivienda, y también para industria en general, no tanto en el foco del consumo sino en su misión que es el desarrollo del país, por ende, los créditos deberían ser orientados con más decisión, con más fuerza ante los sectores productivos”.

Ferreira recordó que debido a algunos episodios de mala administración en el pasado, en las últimas décadas el BNF se ha enfocado más en crédito para el consumo, en tarjetas de créditos, que desvirtúan la misión que debe tener el BNF.

“Lo que Paraguay necesita son créditos a largo plazo, con buenas condiciones para los sectores como la industria, los servicios, adquisición de maquinarias, para la vivienda, esos son los rubros en los cuales el Fomento tendría que poner un poco de énfasis para así cumplir su misión”.

NUEVO TITULAR

El nuevo presidente del BNF, Carlos Florentín, tras una reunión con el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, dijo que recibió instrucciones de continuar con lo que se venía realizando y mejorar en todo lo que se pueda. Indicó que la misión y visión del banco que es la de ser un banco de desarrollo, moderno, eficiente, y por sobre todo apoyar el desarrollo de la economía se deben cumplir.

“Me dijo que es importante que se continúe este proceso que se inició en Fomento, con cambio en la carta orgánica, continuar con esa base y estar cerca del sector productivo, agrícola, ganadero, industrial y las personas por supuesto”, indicó.

Explicó en este sentido que el cambio de la carta orgánica fue un gran paso y de esa manera se convertirá en un banco moderno, competitivo, que realmente apoye al sector producto y a la economía paraguaya. Sin embargo, dijo que todo proceso de cambio es lento y más todavía si es de un banco, pero que lo importante es seguir ese plan estratégico y buscar los objetivos. Reiteró que un banco de desarrollo es clave en una reactivación económica y que cumpla su misión y visión será el motor principal durante su administración.


Destacado