Indefinición reduce los empleos en industrias

Unos 300 trabajadores ya fueron desvinculados

NOELIA DUARTE

Corresponsal CDE

De enero a julio, se han contratado al menos 700 perso­nas en las empresas de autopartes instaladas en la Zona Franca Global de Ciu­dad del Este, con la indefini­ción de un acuerdo bilateral con el Brasil, sobre los aran­celes en el sector automotriz, en el mes de agosto fueron desvinculadas 300 traba­jadores de las empresas del rubro en esta región del país.

Eran al menos 2.070 traba­jadores quedaron con 1770 y todas las posibilidades de cotización están paradas, porque no pueden concretar negocios, ante la indefinición de un acuerdo que busque rever el arancel del 16% a las exportaciones de autopartes desde nuestro país al Brasil.

Los industriales entienden que, de momento, se tiene una prórroga hasta el mes de diciembre para resolver con soluciones a largo plazo. Pero tienen una preocupación, que el acuerdo bilateral que se logre, beneficie a todo el país y no solamente a un ré­gimen de negocios.

“Paraguay tiene cinco regímenes, nosotros es­tamos bajo el régimen de Zona Franca, pero casi siempre se promociona la maquila, eso es solo uno. Lo ideal sería y es nuestra preocupación y que no beneficie solamente a un sector o a una región”, ex­plicó Mahatma G. Saleh, director comercial de la Zona Franca Global.

El ejecutivo mencionó que hace unos días tuvieron la visita a la multinacional Fu­jikura Automotive, de la se­nadora María Eugenia Bajac, de la comisión de industria, comercio y turismo de la Cá­mara Alta, donde le hablaron de la incertidumbre en la que están y la decisión de dar de baja a los trabajadores, por­que no tienen informaciones precisas sobre los avances del acuerdo.

Señalaron que hay un her­metismo en el caso y que quieren saber cómo están yendo las negociones, por lo que pidieron a la senadora que solicite informes al res­pecto y la misma no descartó volver a la región para entre­gar datos oficiosos de acuer­do a lo que pueda recabar.

APOSTARON POR PARAGUAY

El ingeniero Mahatma ex­presó que rompiendo todos los paradigmas, Fujikura fue la primera empresa en insta­larse en la zona y la Volkswa­gen apostó en el proveedor de cableados fuera del Brasil. Detrás de esta empresa se instalaron en la zona franca, las de mesas de control eléc­trico, de conectores y senso­res, sumando 4 fábricas de autopartes que operan desde esta región del país.

Al respecto, indicaron que tuvieron una buena expe­riencia, que quieren seguir invirtiendo en el país, pero todo eso se frenó, pero ante la incertidumbre no pueden avanzar con los negocios y esperan hasta el mes de di­ciembre para decidir qué ha­cer. No significa que lo que ya se tiene va a terminar, explicó, sino que la proyección de negocios no puede avanzar debido al momento bilateral que se tiene.

“Nos ponemos a disposi­ción, queremos saber que va a pasar, porque si el Brasil nos cierra las puertas, va­mos a ser afectados todos. Detrás de Fujikura, vinie­ron varias otras, esperemos que no le paguen mal, por intereses políticos, a quie­nes se animaron a invertir en nuestro país”, insistió el ejecutivo.