Paraguay empeora en ranking sobre lavado

Índice de Basilea

Iván Rojas Vega
irojas@5dias.com.py

El Índice de Basilea es una medición riesgo basada en la investigación hecha por una organización sin fines de lucro.

Su objetivo es el de clasificar a los países según las facilidades que hay en el mismo de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, proporcionando puntajes basados en las actuaciones de cada uno contra este tipo de prácticas ilegales.

También tiene en cuenta factores relacionados, como lo son los niveles percibidos de corrupción y transparencia pública. En el ránking, los países que ocupan los lugares más cercanos al cero son los más riesgosos y los de puestos más elevados son los menos riesgosos.

Paraguay, que está a las puertas de la evaluación de Grupo de Acción Financiera Internacional de Latinoamerica (Gafilat) sobre la efiencia en el combate al lavado de dinero, es ubicado en la edición de este año del Instituto Basilea con un riesgo mayor al del 2018, pasando del puesto 18 al puesto 14 y quedando así, por encima de países como Venezuela, que actualmente pasa por una difícil situación, Nicaragua o Pakistán.

En lo que respecta a las Américas y países del Caribe, nuestro país es el segundo más riesgoso y se ubica solo por debajo de Haití.

Gafilat

Las perspectivas y posturas de referentes del sistema en relación a la aprobación favorable del Paraguay al examen del organismo internacional en cuanto al combate directo al lavado de dinero y financiamiento del terrorismo son adversas y poco alentadoras.

Grado de Inversión

Mucho se ha hablado en los últimos años de la cercanía de Paraguay a la calificación con grado de inversión por el buen crecimiento macroeconómico que venía registrando y los buenos cimientos que logró tener gracias al trabajo técnico.

Una mala calificación en la evaluación de Gafilat tendría la consecuencia de pasar a “la lista gris” de los países más riesgosos, con lo que se retrocedería enormemente con respecto al objetivo de lograr esta calificación de riesgo.

A su vez, de darse esta coyuntura de no pasar la evaluación de Gafilat y entrar a la lista negra, no solo no se podría pensar en el grado de inversión, sino que las tasas de interés sobre los préstamos internacionales aumentarían mucho.

Se torna poco favorable el ambiente en el que Paraguay se somete a la evaluación.

DestacadoGafilat