La ciudad carnavalesca de Alemania

Düsseldorf esconde lugares por descubrir

 

En Alemania abun­dan los lugares tu­rísticos, cargados de historia y rin­cones que aún esperan ser descubiertos.

Una de las ciudades más modernas de la región es Düsseldorf, capital del esta­do federado de Renania del Norte-Westfalia, con una población que ronda los 620 mil habitantes. Uno de los eventos que hace famosa a la localidad es su tradicional carnaval a orillas del río Rin.

Un viaje por la famosa y ex­clusiva avenida Königsallee es un buen punto para co­menzar un recorrido por la ciudad, muchos la catalogan como la calle de compras más elegante de toda Ale­mania, principalmente por el bello canal que se puede apreciar mejor por la noche.

Por otro lado, la dinámica zona del Puerto de Düs­seldorf asombra con su gran cantidad de bares y restaurantes esparcidos, además de sus modernos edificios que sustituyeron a las fábricas, lo atractivo de esas edificaciones es que parecen estar mo­viéndose cuando uno se las queda observando.

Otro sitio popular que se pue­de visitar es la Basílica de San Lamberto, que data del siglo XIV y posee un estilo góti­co. Una de las curiosidades de este recinto santo es su torre torcida, que según una leyenda el día que una joven virgen contraiga matrimonio en esa iglesia, recuperará su estado original.

CARNAVALES

Los Carnavales de Düssel­dorf son una de las festivi­dades más destacadas de Alemania, cuyo comienzo se da con un pistoletazo el 11 de noviembre, que da pie al Despertar de Hoppeditz, una especie de bufón de estas fiestas. Desde ese momento se realizan una serie de actos y festejos.

Por su extensa duración de sus celebraciones, estos carnavales son conocidos como la “quinta estación del año”.