Cambiar o Morir

“Si uno no cambia con el cambio, el cambio lo cambia”
SILVIA GIL
Coach, escritora
DIRECTORA SILVIA GIL HOLDING

Vivimos en una época competitiva y cambi­ante en la que, para no morir, las personas y empresas deben ser flexibles. Pero llegar a ser flexible y abierto al cambio no es fácil, implica modificar hábitos arraigados en las conductas personales y organizacionales.

Se debe desarrollar en las personas una actitud de toma de riesgos y de ruptura de esquemas, empezando por la alta gerencia. No podemos pedir a un jefe que tome riesgos o que sea innovador cuando su gerente siempre va a la “segura”.

En una ocasión trabajamos en una empresa familiar, donde los hijos querían cambiar, pero los padres no, el señor refutaba que hace más de 30 años hace lo mismo y que así le fue bien, pero lastimosamente quedó en el pasado, enamorado de un premio que ganó en 1980 como mejor empresa, en aquel entonces tenía el 90% del mercado, hoy sólo tiene el 2%.

Le dijimos que sólo tienen dos alter­nativas: cambiar, o no cambiar.

“Si uno no cambia con el cambio, el cambio lo cambia”. Si optamos por no cambiar y romper nuestros esquemas, simplemente moriremos en el tiempo.

El mundo competitivo de hoy exige personas flexibles, que tomen riesgos. Estas personas harán que las cosas sucedan.

Las personas abiertas al cambio tienen iniciativa y saben lo que quieren. No esperan que otros los motiven, ellos saben que su responsabilidad es forzarse más allá de su zona de comodidad y de su práctica regular.

¿Eres una persona poco flexible y adapt­able al cambio? ¿Temes a tomar riesgos? Si no tienes iniciativa, reconoce primero que el problema viene de adentro, y no de los demás. Buscá la fuente de tu duda y enfréntala. La única forma de avanzar hacia fuera es trabajando en tu interior.

Usa tus talentos al servicio de los demás, y serás un líder exitoso, donde tu vida predicará más que tus palabras.

No te conformes con pequeñas cosas, porque el tiempo propicio para crecer, expandirte y alcanzar tus metas más altas, es éste.