Deporte que trabaja la confianza en uno mismo

Club de escalada de Asunción con diversas propuestas

Muchas veces a aquellas per­sonas con es­píritu aventu­rero les llama la atención la práctica de la escalada, una actividad que aunque no es fácil y requiere prác­tica, una vez que se inten­ta, ya no se decide parar.

La constancia es un ele­mento necesario para lo­grar dominar la técnica de la escalada. Los beneficios son grandes, pues se logra quemar una gran canti­dad de calorías, trabaja todos los grupos muscu­lares ganando fuerza en bíceps, tríceps, oblicuos, hombros y espalda, prin­cipalmente.

El Club de Escalada Asunción nació el 3 de mayo de 2017, y fue reconocido como en­tidad deportiva por la Secretaria Nacional de Deportes según resolu­ción 998/2019.

Su sede, situada en la ave­nida Eusebio Ayala 2390 c/ Juan del Castillo, aco­ge distintos cursos y las prácticas para que poste­riormente los deportistas se trasladen a diferentes lugares del país y realicen la escalada deportiva.

Sus representantes, Julio Torres, Raúl Frutos y Gui­llermo Urquiza, comenta­ron que los beneficios que puede ofrecer van desde lo físico hasta lo mental, pues hace trabajar mu­chos grupos musculares, utilizando para escalar los dedos, los antebrazos, la espalda, los hombros y las piernas. “Mejora la agilidad y la flexibilidad, ya que el cuerpo se esti­ra constantemente para completar el ascenso. Cada actividad es como un partido de ajedrez don­de se necesita una estrate­gia para ganar la partida y las piezas son tu cuerpo, y tu conocimiento”.

Agregaron que la esca­lada desarrolla la capa­cidad de concentración y habilidad para la reso­lución de conflictos. “Se trabaja mucho la moti­vación, la frustración y la confianza en uno mismo y el compañero de corda­da”, resaltaron.

Durante los movimien­tos es conveniente que la concentración esté al máximo por lo que tam­bién ayudará a la mente a estar activa y sana.

No existen límites de edad, pero es importante señalar que la práctica tiene sus riesgos, por lo tanto sugirieron que aquellos interesados de­ben hacerse un chequeo médico completo con anterioridad y en el caso de ser menores, estar acompañados en todo momento por un tutor o encargado.

Uno de los aspectos más positivos de la escalada es que se practica en gru­po generalmente. Así, se reforzarán lazos sociales con gente nueva o cono­cidos, donde las anéc­dotas permanecerán siempre en el recuerdo, de manera divertida y original.

Finalmente, menciona­ron que la preparación física necesaria es mí­nima, ya que existen lugares para escalar para todos los niveles y con­trariamente a lo que se cree, no se necesita una fuerza excesiva en los brazos.