Calidad del crecimiento

Paraguay está penúltimo en el desarrollo social, pese al crecimiento económico.
SAMUEL ACOSTA
@acostasamu
Periodista

La semana pasada a través de una videollamada conversamos con las autoridades del programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, quienes presentaron los resultados sobre la situación de desigualdad a nivel mundial.

Los resultados de nuestro país han sido alarmantes. A pesar de que en los últimos 15 años el país mantuvo un ritmo de crecimiento económico de 4,5% del producto interno bruto (PIB) los niveles de desigualdad prácticamente no han disminuido.

En el ranking mundial aparecemos en el puesto número 98 y, si nos comparamos entre los países de la región, estamos peor que Venezuela. Sí peor que ese país caribeño que sufre hiperinflación, que no tiene insumos básicos y que so­porta una brutal dictadura.

Ante esta situación, Luís Felipe López, el director regional de Naciones Unidas fue contundente al afirmar que los gobiernos han puesto mucho énfasis en el crec­imiento pero no se preocuparon por la calidad de esa expansión económica.

Un ejemplo claro es lo sucedido con Chile que pese a ser el país con los mejores números económicos y desarrollo, continúa sufriendo uno de los peores estallidos sociales de su historia.

“La desigualdad afecta a la calidad de la democracia”, dijo tajante el directivo de Naciones Unidas dejando en claro que, a las sociedades les importa poco tener la libertad de elegir, si es que no tiene algo para comer al final del día.

No tomar nota de esta realidad, nos puede llevar a que tarde o temprano, nos encontremos en las calles un estallido similar a los que hemos visto en el vecindario.