Fórmula 1 busca disminuir presupuesto anual

Invierten US$ 300 millones por año, según Forbes

Lewis Hamilton ganó el último Gran Pre­mio de la temporada, pero eso no es noticia cuando ganó 11 de las 21 ca­rreras disputadas en el año. El británico fue campeón de la Fórmula 1 por quinta vez en los últimos seis años, y tam­poco es novedad. Mercedes es el monarca de constructo­res por sexta campaña con­secutiva, así que no es nada nuevo.

Justo ése es el problema que detectó Liberty Media, el gru­po dueño de la competición, es demasiado fácil para una escudería que invierte por año alrededor de US$ 430 mi­llones, cuando el promedio es de US$ 300, según el por­tal especializado “Forbes”.

Una de las principales medi­das para brindar mayor com­petitividad al serial es poner un límite de presupuesto: US$ 175 millones por tempo­rada a partir del 2021. Merce­des y Ferrari no se mostraron muy contentos al respecto y no aseguran su permanencia después del 2020, un lujo que la F1 no se puede dar: perder a sus dos equipos más valio­sos, los campeones con un valor de US$ 1.015 millones, y los italianos con US$ 1.350. El valor promedio es de US$ 500 millones.

“Desde 1950 así es la F1, siempre ha habido tem­poradas largas de do­minio de una escudería o un piloto en especial. Para el público en ge­neral es complicado de entender, pero la F1 se creó no para ser un es­pectáculo deportivo al estilo de las ligas depor­tivas estadounidenses como NBA o NFL, se tra­ta de conjuntar y exaltar al mejor fabricante de autos y su tecnología con el mejor piloto y ver hasta dónde llegan juntos”, explica Luis Manuel López, analista de Fórmula 1 para Fox Sports.

2018

Durante el 2018, la Fórmula 1 generó US$ 1.830 millones y ha crecido a un ritmo de 2.5% por año, por lo que val­dría esperar un ingreso de US$ 1.876 millones en 2019, lo que parece muy poco incremento para una orga­nización mundial. Aquí la F1 tiene otro problema. Según Chris Smith, de Forbes, la mayoría de los crecimien­tos en los ingresos viene de otros negocios como la Fórmula 2, el servicio de hospitalidad, producción de televisión, mientras que los ingresos por patrocinio van a la baja. Las audiencias cayeron porque las transmi­siones pasaron a la televi­sión por cable.

“Es un problema fuerte que no han podido mejorar los nuevos dueños, y les afecta principalmente en los nue­vos proyectos como la liga de eSport, mejoras en las aplicaciones, etcétera. Creo que no hay demasiada afec­tación a lo que tiene que ver con la operación, sino con los side business que tienen actualmente y en el futuro”, considera López.

La bolsa de premios cayó de US$ 966 millones a 913 en el 2018, mientras equipos como Lotus, Force India y Manor Racing han sido ven­didos o declarados en banca rota y otros han sufrido pérdidas, como Renault con US$ 9,1 millones en el 2018 y Williams con más de US$ 20 millones en la primera mi­tad del 2019 respecto al mis­mo periodo del año anterior.