Ingresos vía Aduanas cerrarán con déficit

Director atribuye bajón a la caída del comercio exterior

Al cierre del mes de noviembre, los ingresos de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) alcanzaron un total de G. 931.250 millones. Este monto percibido se ubicó en 6,6% por debajo del ingreso de G. 997.182 millones registrado en el mismo mes del año pasado. Sin embargo, desde el ente recaudador indican que lo ingresado en el mencionado mes se situó por encima del promedio de los ingresos aduaneros de igual mes de los últimos tres años, que sería de alrededor de G. 893.673 millones.

Aduanas señala en su reporte que los ingresos percibidos en noviembre se dan en un contexto de reducciones en el volumen de transacciones de comercio exterior, con caídas en los kilogramos registrados de mercaderías importadas, en torno al -3,9%.

Asimismo, que se observó bajas en otros indicadores de volumen físico de comercio exterior, con disminuciones en la cantidad de camiones de importación (-16,6%), en la cantidad de contenedores de importación (-24,2%) y en la cantidad de operaciones de importación (-11,1%).

Así también, que el valor total de las importaciones realizadas en el corriente año, registraron en términos acumulados una caída cercana al 7%, condicionado por la menor demanda efectiva interna, por un lado, y por otro, por la apreciación del dólar, que en promedio llegó a cerca del 6%.

DÉFICIT

El titular de la DNA, Julio Fernández, resaltó por su parte que desde el inicio de su gestión -agosto del 2018- hasta el mes de noviembre todavía se cuenta con un superávit de más de US$ 100 millones. Sin embargo dijo que será un desafío importante el hecho de que este año cierren con un déficit respecto a las recaudaciones de la institución que encabeza.

“Hay que ver el contexto, Aduanas depende especialmente de las importaciones, no tienen una batería de impuestos como lo tiene la Subsecretaría de Estado de Tributación; las importaciones han sentido un impacto fuerte, más de 30% menos de camiones de importación que han ingresado”.

No obstante, señaló que a pesar de que se tienen un déficit, se puede apreciar que hubo mayor eficiencia ya que “con menos se recaudó más” y que algunos sectores han sido en gran medida formalizados.

Puntualizó que en lo que respecta a electrónica, e informática, de 71% de evasión que se tenía pasó a 3%, en el marco de un operativo que se conoció como “operación llamada”.

“Cuando se instalan reformas estructurales, con tecnología de por medio y mayor eficiencia, cuando la economía empiece a recuperarse eso (el déficit) se va a revertir y vamos a tener superávit en recaudación”, mencionó el director.

Destacado