Avanzan negociaciones sobre beneficios extra

Esta semana sería decisiva tanto para el Ministerio de Hacienda como para los funcionarios estatales, ya que las negociaciones entre las partes están avanzando y están a punto de concretar la propuesta que será presentada al Consejo de Empresas Públicas o al Equipo Económico Nacional. La revisión es sobre los beneficios adicionales que fueron recortados en el decreto reglamentario del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2020.

En este sentido, Elvio Brizuela, Director General de Empresas Públicas manifestó que para el martes 18 de febrero ya se debe tener un consenso entre los sindicalistas y las autoridades para luego remitir la propuesta al jefe de Estado, Mario Abdo Benítez para que lo firme.

El alto funcionario al igual que el viceministro de Tributación, Óscar Orué aseguró que el Ejecutivo está firme en su decisión respecto a los límites impuestos en el documento y no tiene intención de ceder, pero que sin embargo tratarán de encontrar un punto intermedio que beneficie a ambas partes.

No obstante, por el lado de los sindicatos afirmaron que ya están trabajando con sus

administradores financieros de sus respectivas entidades para la propuesta que será expuesta en la mesa de diálogo que fue instalada el martes pasado.

Cabe recordar que la semana pasada los sindicatos realizaron una manifestación y fueron hasta la sede del Ministerio de Hacienda a fin de presionar para que el decreto reglamentario se flexibilice y nuevamente puedan cobrar sus beneficios como ayuda vacacional, alimentaria y escolaridad.

VICEMINISTRO

En esta etapa de negociaciones, en Twitter y grupos de WhatsApp circuló la copia de la liquidación salarial del viceministro Óscar Orué con un mensaje que decía, “este caradura es el que habla de recortar beneficios”. El documento corresponde al sueldo del mes de diciembre del año pasado y detalla el ingreso percibido por el titular de la SET, incluido su salario, responsabilidad en el cargo, el aguinaldo, gastos de representación y el subsidio familiar, con lo que el total presupuestado era de G. 47,4 millones.

Además, según los propios funcionarios de la cartera que encabeza el viceministro a este monto le faltó la suma de otro 4 millones, es decir, Orué habría percibido un poco más de G. 52 millones en el último mes del año pasado.

Conforme a fuentes que prefirieron el anonimato el viceministro tiene un doble discurso ya que por un lado asegura que estos privilegios deben ser eliminados pero por el otro también lo beneficia.

AHORRO

Cabe recordar que semanas atrás el ministro de Hacienda, Benigno López, había indicado que el decreto reglamentario no ha eliminado ningún beneficio sino que fueron limitados a un monto más prudente.

El titular de la cartera fiscal agregó que estos privilegios le cuestan al Estado unos US$ 75 millones o inclusive un poco más y que se irá reduciendo y reconduciendo hacia otros sectores como Educación, Salud e Infraestructura. Estiman que en principio con esta medida el Estado paraguayo ahorrará US$ 25 millones.


Destacado