Inversores en Ecuador se preparan para recorte de 70% por virus

Bloomberg

Es probable que Ecuador incurra en incumplimiento en el trascurso de un año, a medida que la pandemia de coronavirus asole la ciudad portuaria de Guayaquil y profundice los problemas económicos del país, según una encuesta a inversores realizada por Citigroup Inc.

El país latinoamericano se encuentra entre los principales candidatos a incumplimiento en los mercados emergentes, junto con Argentina y Angola, ya que el 55% de los encuestados espera que el país no pueda pagar sus obligaciones. Los tenedores de bonos probablemente recuperarían entre 30 y 40 centavos por dólar después de una reestructuración, y el 35% de los encuestados dijeron que esperarían una recuperación por debajo de 30 centavos.

Después de pagar un bono por segunda vez en su historia, Ecuador está mirando al abismo de otro incumplimiento, llevado al borde del caos económico por la pandemia de coronavirus. La caída de los precios del petróleo de este año, el principal producto de exportación del país, las finanzas frágiles y las correspondientes rebajas de calificación han llevado a los inversores a enviar los bonos del país a niveles de estrés financiero. Ahora, las autoridades tienen dificultades para hacer frente a la creciente tasa de mortalidad en Guayaquil.

“Se considera que los riesgos de incumplimiento están aumentando con Argentina y Ecuador a la vanguardia”, escribieron estrategas de Citigroup dirigidos por Ayoti Mittra en la encuesta, que contó con 30 encuestados que manejan alrededor de US$120.000 millones.

Aumento del petróleo

La opinión propia de Citi es que los tenedores de bonos de Ecuador enfrentarán un recorte de aproximadamente 56%, suponiendo que el país pueda pagar un cupón de 4,2% por año, con un crecimiento de 2% y un saldo primario de 0,5% del PIB. El rendimiento de salida sería del 11% y la reestructuración incluiría nuevos bonos a largo plazo con un periodo de gracia de dos años.

Los bonos de Ecuador se cotizan a alrededor de 30 centavos por dólar, habiéndose recuperado de los mínimos de aproximadamente 20 centavos a medida que los precios del petróleo subieron esta semana ante las perspectivas de un acuerdo OPEP+. Aún así, ninguna deuda en los mercados emergentes ha caído más que la de Ecuador este año, ni siquiera la de Líbano, Argentina o Zambia, países que ya están reestructurando sus obligaciones. El diferencial de rendimiento sobre los bonos del Tesoro de EE.UU. se ha disparado a 4.490 puntos básicos, según los índices de JPMorgan.

“Esperamos que las autoridades comiencen pronto las negociaciones con los tenedores de deuda”, asegura Anders Faergemann, administrador de dinero en Pinebridge en Londres. “Idealmente, Ecuador buscará una reestructuración amigable de la deuda, sin embargo, los tenedores de bonos pueden ser reacios a negociar antes de las próximas elecciones, lo que puede llevar a un nuevo gobierno a asumir el cargo en 2021”.

Medidas de austeridad

Otros son más optimistas. Siobhan Morden, de Amherst Pierpont, espera que los precios de los bonos se recuperen a entre 65 y 75 centavos por dólar si los tenedores de bonos le permiten a Ecuador posponer los pagos de intereses de este año por 12 meses. Esto generaría rendimientos de salida del 15% al 20%.

“Ecuador está en una posición más fuerte para solicitar alivio temporal” que Argentina, escribió Morden en una nota el viernes. “Podría decirse que Ecuador es quizás el único país que ahora aplica medidas de austeridad procíclicas y al mismo tiempo se beneficia de un fuerte apoyo financiero multilateral”.

El gobierno dijo el 23 de marzo que suspendería cerca de US$200 millones en pagos de intereses y utilizaría los periodos de gracia para gastar el dinero en cambio en el impacto económico y de salud del brote de coronavirus. El FMI dijo que apoyará los esfuerzos del país.

“Obviamente esperamos que estas tres pistas financieras: el RFI, el programa con nosotros y las conversaciones con los tenedores de bonos puedan finalmente secuenciarse de manera que el país pueda pasar rápidamente a una fase de recuperación”, dice Alejandro Werner, director del hemisferio occidental del FMI. El Fondo está trabajando intensamente con las autoridades en un nuevo programa que tendrá en cuenta el resultado de las negociaciones entre el país y los inversores en bonos, dijo Werner.


Destacados