Animación invita a adentrarse a la historia

Ogaclas lanzó su primer proyecto

El entretenimiento y la educación generalmente no van mucho de la mano, pero cuando se fusionan dan muy buenos resultados. Bajo este concepto, dos amigos, Álvaro Leoz y Edgar Riquelme, dieron vida a la empresa Ogaclas.

Los jóvenes ya han lanzado su primer trabajo, unos cortos animados educativos sobre la Guerra del Chaco, una historia poco conocida para las nuevas generaciones, que ahora llega en formato audiovisual.

Ogaclas lanzó los cortometrajes a través de Facebook, Instagram y Youtube, brindando entretenimiento y conocimiento de la mano de historiadores e investigadores.

Leoz señaló que desde hace tiempo tenía dudas sobre la historia de la Guerra del Chaco, los motivos que dieron pie a las guerras y consideraba que la historia que él conocía en realidad no era la correcta. “Tenía unas ideas, las fui desarrollando y ahora las llevamos a cabo. La intención es hacer la educación más divertida”, subrayó.

TRABAJO EN EQUIPO

Leoz se encargó del guion y Riquelme trabajó en los dibujos. El primero afirma que la serie de cortos está dirigida a todas las edades. Agregó que las personas se van a encontrar con datos que no conocían o que habían sido olvidados.

Recientemente han presentado el cuarto y último capítulo del proyecto; ahora están abocados en una entrevista al historiador que colaboró en el desarrollo y responderá preguntas claves sobre este hecho bélico.

“Buscamos brindar esa información histórica y dar consejos de dibujo a la vez. Es algo que uno no se imagina fusionar a la hora de enseñar”, indicó Leoz.

Actualmente se encuentran trabajan en una web donde recopilarán materiales sobre la guerra y uno podrá encontrar desde resúmenes hasta un test dinámico de selección múltiple.

“La idea -más allá de los puntos- es aprender gracias al test. Si se falla una pregunta no se puede avanzar, por lo que se convierte en un desafío personal lograr completarlo exitosamente”, explicó.

GUIÓN E HISTORIA

Para el desarrollo, Leoz y Riquelme trabajaron con historiadores y profesores, al tiempo que realizaban investigaciones. Leoz guionó cada capítulo viendo lo relevante y de qué manera hacer el material más entretenido y didáctico.

Los creadores consideran que presentar materiales cortos y en capítulos es el método adecuado para que el espectador lo pueda digerir. “Consideramos esto lo mejor, porque da tiempo para avanzar por puntos claves e ir aprendiendo a la par”, destacó.

ESTILO

Cada capítulo presenta un estilo de animación diferente, pues los creadores consideran importante siempre innovar. Actualmente, el material es de acceso gratuito, a futuro la idea es venderlo a colegios como material educativo.

“Estamos empezando, creemos que tiene un gran potencial. Lo visual es siempre muy atractivo. Tenemos muchos planes en semilla.”, finalizó Leoz.


AnimaciónDestacadoGuerra del ChacoOgaclas