CPA Ferrere pronostica caída del -5% para el PIB

Efecto rebote llegaría hasta el 5,3%, según estimación

CPA Ferrere publicó este miércoles sus nuevas estimaciones de proyección económica para el 2020 con una revisión a la baja para la variación del Producto Interno Bruto. El vaticinio para la contracción económica como producto de la pandemia es del -5% y el efecto rebote llegaría hasta el 5,3% para el 2021. Vale recordar, que nuestro país viene de un freno en el 2019 como producto de la sequía y las crispaciones políticas.

Patricia Goto, economista de Ferrere explicó que este vaticinio se sustenta en la observación de impacto muy fuerte del covid en la oferta por el distanciamiento social necesario para mitigar la propagación del virus. Esto afectó significativamente a la industria local, así como al comercio y especialmente a los servicios que requieren aglomeración.

También hizo alusión a un shock en la demanda, generado por un deterioro en el empleo y los ingresos de muchas personas, afectando la capacidad de consumo. El encarecimiento relativo con respecto a la región también jugó su papel, según Ferrere, ya que la menor devaluación del guaraní con respecto a otras monedas como el peso o el real hizo que los precios de Paraguay queden con una menor capacidad de competir.

EFECTO REBOTE
La economista dijo que el efecto rebote del 5,3% para el año que viene sería impulsado por la fuerte inversión en obras públicas que se encuentra realizando y proyectando el gobierno nacional. Una buena aplicación del plan de reactivación a nivel general también será fundamental con los US$ 1.600 millones. También la zafra agrícola récord que se tuvo este año colaboraría para la recuperación.

La recuperación de la producción de energía eléctrica que viene siendo un problema desde el año pasado por la bajante del río también podría generar un efecto positivo de cara al año que viene.

“Esto contempla un efecto rebote importante pero es un amento estadístico teniendo en cuenta la base de comparación muy baja que vamos a tener como derivación del 2020, es decir que la mayor parte de ese incremento es un efecto rebote estadístico. Hay que considerar que vamos a tener una mejor dinámica porque la peor parte de la crisis sanitaría ya habría pasado”, dijo la experta.


Destacado