El coronavirus golpea débiles arcas fiscales de Argentina

El déficit podría alcanzar 5,5% a 6,5% del PIB

Gestión, Perú

Las cuentas fiscales de Argentina se están debilitando durante la pandemia del coronavirus debido al mayor gasto público para ayudar a millones de afectados por la recesión y a la merma en la recaudación por la baja actividad económica.

El país registró un déficit primario de US$ 3.666 millones en mayo, el más alto en su historia, afectado por el aislamiento obligatorio dispuesto por el Gobierno para disminuir la propagación del coronavirus. Pese a este intento, los casos positivos de Covid- 19 siguen en aumento.
Con Argentina atrapada en una cesación de pagos y sin poder acceder a los mercados internacionales de crédito, el déficit podría alcanzar entre 5,5% y 6,5% del Producto Bruto Interno (PBI) en el 2020, según analistas consultados por Reuters, desde las estimaciones de 2,2% y 2,5% de déficit alcanzado hasta mayo.

“La pandemia y la cuarentena impactaron fuertemente en las cuentas fiscales, que ya se encontraban en situación de fragilidad antes del brote de coronavirus”, afirmó Isaias Marini, economista de la consultora internacional Econviews.

“El gasto primario se disparó en los últimos tres meses, mientras que los ingresos se desplomaron en línea con la caída de la actividad económica”, añadió.

El Gobierno de centroizquierda del presidente Alberto Fernández, que asumió en diciembre, ha lanzado medidas para asistir a trabajadores y familias de bajos ingresos, mientras que congeló las tarifas de servicios públicos para ayudar a la población durante el confinamiento obligatorio.
Este paquete de medidas hizo que el gasto primario casi se duplicara en el quinto mes del año, según su variación interanual, a 579.507 millones de pesos argentinos (unos US$ 8,224 millones).

Por otra parte, los ingresos fiscales se estancaron a pesar de una inflación que ronda un 45%. “El déficit fiscal aumentó y estamos en una situación mucho más delicada que en la situación pre-Covid- 19”, dijo el ministro de economía argentino, Martín Guzmán, durante un evento este mes.

La economía se ha contraído durante la pandemia. La actividad económica se desplomó en abril un 26,4%, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica una contracción para la economía de casi 10% para el 2020.