Producción porcina busca sobrellevar la crisis económica

El desafío es sostener el crecimiento y llegar a nuevos mercados

César Ros, director del Frigorífico Upisa, explicó  que el sector está pasando por momentos difíciles tras la pandemia lo que generó muchos inconvenientes de índole comercial y productivo.  No obstante, es un sector que está buscando levantarse a través de la apertura hacia nuevos mercados, principalmente, del exterior. 

“Los productores con los que trabajamos participan del paquete accionario de la empresa convirtiéndonos así en un conglomerado de empresas en departamentos como Itapúa y alto Paraná, en la medida de que los animales sigan completando su desarrollo se podría perder calidad y ahí se generaría un perjuicio para la industria”, explicó.

Aclaró que están tratando de sortear junto a los productores las dificultades de la pandemia que se reflejan en el mercado interno y en los precios a partir de una mayor oferta.

“En el mercado externo somos el único frigorífico encargado de exportar, el panorama está difícil. Cuando iniciamos con el proyecto de Upisa no había exportación de cerdos, recién en el 2002 arrancamos la producción de alguna de las granjas y enseguida vimos que necesitábamos unirnos para crecer la producción primaria y así se creó la Unión de productores de Itapúa sociedad anónima (Upisa)”, destacó.

Relató también como contexto que en un lapso de tres años al inicio de Upisa, la demanda estaba insatisfecha y subían los precios, en la medida que no podían acordar el seguimiento y surgió así la idea de crear directamente un frigorífico, hoy los que conforman el accionariado de la firma son todos productores.

“Cuando arrancamos pasamos de una producción de 3.000 faena de cerdo por mes a 30.000 cerdos al mes, que es lo que se produce actualmente. El crecimiento es bastante importante, de un sector con importación cero ahora exportamos 3.000 toneladas, que sería el 20% de nuestras producción total, el resto se queda como consumo local”, aseveró

DESAFÍOS

Ros destacó que el mayor desafío de su sector es sostener el crecimiento y empezar a abarcar nuevos mercados. 

“Los principales mercados de exportación no aceptan producción de países que no utilizan vacunas para la fiebre aftosa, y en Paraguay al cerdo no se le vacuna para esto, por ende en los países libre de aftosa sin vacunación no podemos ingresar. Los países asiáticos son los principales consumidores, Paraguay no está habilitado para comerciar con China, pero queremos lograr eso”, afirmó. 

PERSPECTIVA ECONÓMICA

El entrevistado agregó que con respecto al gasto público y los planes de reactivación económica, el gobierno debe enfocarse principalmente en generar mayor consumo. “La única forma de reactivarse económicamente es mejorar el gasto público en donde hay un gran volumen de dinero que se debe disminuir y reinvertir para mover el consumo local”, concluyó.


Destacadoeconomía