Crisis argentina afecta más al comercio interno

Devaluación del peso puede promover el contrabando fronterizo

El equipo de consultoría económica de la firma CPA Ferrere presentó el día de ayer un análisis panorámico acerca de la situación económica de los vecinos Argentina y Brasil, y explicó cómo las variaciones en estos países, particularmente de Argentina, pueden impactar a la economía del Paraguay.

En la presentación la economista Patricia Goto definió cuatro canales de transmisión a través de los cuales la inestabilidad económica Argentina podría afectar la economía local, empezando por los efectos de la volatilidad cambiaria.

Con respecto a este punto, la economista explicó que el nivel de las reservas es adecuado para mitigar el riesgo cambiario que ocurre con la apreciación del dólar americano y la devaluación del peso argentino.

El segundo canal corresponde a la exposición financiera, que no sería afectado debido a que el sistema bancario nacional no está conectado con el de Argentina. Citando las declaraciones del presidente del Banco Central del Paraguay, José Cantero, Goto explicó que los bancos paraguayos no tienen nexos con los argentinos y que no poseemos depósitos del país vecino, lo cual significa que la crisis argentina no afectará al sector financiero.

El tercer canal por el cual la inestabilidad Argentina podría afectar al Paraguay es través de la disrupción del comercio interno, pues la abrupta devaluación del peso argentino resulta en una baja de los precios de productos esenciales, como los alimentos, que suelen ser uno de los principales productos de contrabando.

Este impacto se puede notar en el Estimador Cifras de Negocios del BCP a julio 2018, que indica resultados adversos en el comercio de alimentos y prendas de vestir. Más puntualmente, el indicador para la rama de alimentos presentó una disminución del 9,2% en comparación a julio del año pasado, mientras que la baja interanual para el rubro de la vestimenta fue de 11,8%. En contraste, el índice general del ECN presentó un aumento interanual del 0,7% en el séptimo mes del año.

Goto explicó que el comercio ilegal de la frontera afecta directamente los niveles de actividad de los comerciantes nacionales, teniendo como consecuencia efectos negativos sobre los ingresos tributarios y el empleo formal. Asimismo, explicó que la reducción del turismo argentino, especialmente en ciudades fronterizas como Encarnación, impacta negativamente en las ventas.

El último canal, el comercio exterior paraguayo, es menos vulnerable a variaciones que el del comercio interno, pero aun así la economista aclaró que la contracción de las exportaciones en rubros donde la Argentina es competidor o comprador, como el de la soja, podría ser desfavorable para los exportadores nacionales.

comercio internocontrabandoCPA Ferrerecrisis argentinaDestacadoECNventas