Draghi determinará ánimo del mercado

Bloomberg

 

Una recuperación del euro durante las vacaciones en el hemisferio norte puede depender de la definición de “verano” del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

La incertidumbre del mercado sobre cuándo el BCE elevará su tasa de depósitos se basa en la traducción del texto de la declaración emitida tras el encuentro de junio. La redacción en inglés sugiere que el primer aumento desde 2011 no se produciría hasta al menos el final del verano del próximo año. Sin embargo, en otros idiomas, como el francés y el alemán, se insinúa que podría venir en junio o julio.

Como los precios del mercado monetario sugieren que los operadores no esperan un aumento de la tasa de depósitos de -0,4% como mínimo hasta diciembre del próximo año, cualquier indicio de Draghi en la reunión del BCE de que esto se hará antes podría impulsar el euro y deprimir los bonos soberanos.

Los inversores también se centrarán en los comentarios sobre un posible cambio en las reinversiones tras la finalización del programa de compra de activos del banco este año.

“Esta vez el problema de la traducción es el único problema importante”, dijo Ned Rumpeltin, jefe de estrategia cambiaria en Toronto-Dominion Bank. “En igualdad de condiciones, las observaciones o aclaraciones que recibamos de Draghi y tengan como efecto neto una postergación de la primera subida de tasas del BCE deberían ser positivas para el euro a corto plazo”.

Esto es lo que esperan los analistas de la reunión de julio del BCE:

Crédit Agricole. La fijación de precios del mercado para el primer aumento de 15 puntos básicos en la tasa de depósitos en 2020 está “bastante atrasada”, dice el estratega Valentin Marinov.

BofAML. “La reunión podría desafiar las posiciones cortas en el cortísimo plazo”, escriben estrategas como Sphia Salim. “Draghi presentará el momento exacto en que comenzarán a subir las tasas¨.

BCEDraghimercado