El peso se mueve en mínimos pero la inflación en máximos

Bloomberg

 

Los precios al consumidor en Argentina aumentaron en agosto al ritmo más rápido desde que la agencia de estadísticas del país recuperó su credibilidad en 2016, otra señal de que la segunda mayor economía de América del Sur se encamina a una recesión este año.

La inflación alcanzó el 3,9% en agosto desde julio, el ritmo más rápido que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, conocido como INDEC, ha informado desde su transformación durante la presidencia de Macri. El instituto carecía previamente de credibilidad y el Gobierno anterior fue acusado de falsificar los números. Los precios subieron un 34,4% frente al año pasado. Las cifras se dieron a conocer apenas una hora después de que el peso cerrara a un mínimo histórico de 39,55 por dólar, lo que probablemente impulsará aún más la inflación. La sequía, la tasas de interés en aumento en EEUU, los errores de política y de comunicación han llevado a Argentina a la recesión este año.

Se espera que la inflación, el crecimiento económico y el rendimiento del peso se agraven. Los economistas creen que la inflación alcanzará el 40% a finales de este año y que la economía se contraerá casi un 2%, según la encuesta más reciente del Banco Central. Esto dista mucho de las proyecciones de crecimiento del 3% y la inflación del 19% de principios de año.

Agricultores cambiarán maíz por soja

La reintroducción de impuestos significa que algunos agricultores del país plantarán soja en lugar de maíz en la temporada 2018 – 2019.

Para el 80% de los agricultores que ya compraron semillas y fertilizantes, es demasiado tarde. Pero eso aún deja mucho margen para un cambio de planes.

ArgentinaDestacadoinflaciónpeso argentino