Impuestos directos no recaudan lo suficiente

Cepal señala que más de la mitad de los ingresos vienen del IVA

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicó la semana pasada su estudio económico de la región correspondiente al año 2018, en el que analiza las economías de los países latinoamericanos, su evolución y fija perspectivas para lo que resta del año. En el reporte específico de Paraguay, la Cepal detalla que en materia fiscal, el país tuvo un aumento es sus ingresos tributarios el año pasado, pero que los gastos también aumentaron debido a las mayores prestaciones sociales y el pago de interés de la deuda pública.

El informe indica que en el 2017 la administración central mantuvo un déficit fiscal similar al 2016, de un valor de 1,1% del PIB. Según datos del reporte de situación financiera del Ministerio de Hacienda, el déficit acumulado a diciembre del 2017 fue de US$ 424 millones, un 7,9% mayor al monto registrado en diciembre del 2016.

La Cepal también reportó que la gran mayoría de los ingresos fiscales paraguayos provienen de impuestos indirectos como el del valor agregado (IVA), que en el 2017 representó un 51% de los ingresos del fisco, por un monto de US$ 1.996 millones aproximadamente. La entidad internacional destaca que el débil impacto redistributivo del sistema impositivo nacional se relaciona con la baja contribución de los impuestos a la renta y utilidades, como el de actividades comerciales, industriales y de servicio (IRACIS), de las actividades agropecuarias (IRAGRO), y el de la renta personal (IRP). Al respecto, la Cepal especifica que el bajo aporte de estos impuestos se debe a la reciente implementación, la deducibilidad y la falta de capacidad para fiscalización adecuada. En el 2017, estos impuestos directos conformaron un 23% de los ingresos tributarios totales.

El nuevo viceministro de la Subsecretaría de Estado de Tributación, Fabián Domínguez, afirmó al asumir sus funciones que su objetivo es solucionar la crisis actual de la aplicación del IRP, cuyo cumplimiento se prorrogó hasta el 31 de agosto.

Domínguez comentó que quiere lograr la reconciliación con las empresas y los contadores para incrementar la base tributaria y cobrar los impuestos de manera correcta y con más facilidad para los aportantes.

cepalimpuestosIRPIVASET