MÁS DE 1 MILLÓN DE PRODUCTORES AGRÍCOLAS CARECEN DE CUENTA BANCARIA SEGÚN BANCO MUNDIAL

Por José Francisco Zalazar
jzalazar@5dias.com.py

Según un reciente informe del Banco Mundial sobre “La base de datos Global Findex” existen ciertos indicadores económicos que el Paraguay debe mejorar en su economía, como el hecho de que existen más de un millón de agricultores paraguayos que comercian sus productos y no tienen siquiera una cuenta bancaria.


Sobre el tema se pueden desglosar otros aspectos más que inciden directamente en factores económicos como la moneda nacional, el guaraní, la más antigua del subcontinente latinoamericano. Actualmente repercutió mucho la suba inesperada del dólar y es que el Paraguay es una economía con variables muy sensibles debido a que debemos mejorar nuestra producción y además la productividad del país.

Por definición estos dos aspectos contribuyen a que la moneda sea estable y fuerte frente a la moneda patrón: el dólar, como lo han demostrado países como Japón al final de la segunda guerra mundial hasta mediados de los ochenta donde aumentaron esos dos indicadores que significan la creación de bienes y servicios (producción) y la relación entre la cantidad de producción y los recursos (productividad).

Siendo el Paraguay un país agrario, el hecho de que existan tantos agricultores fuera del sistema bancario no es un hecho menor ya que la bancarización ayuda a mejorar la producción.
El ex Ministro de Hacienda, Cesar Barreto, señaló al respecto que existen variables de corto, mediano y largo plazo que inciden sobre la moneda como el flujo de capitales el crecimiento de la productividad y el diferencial de inflación que mide el poder adquisitivo de la población. También afectan la variación de las tasas de interés aunque en el corto plazo.


EL MAL HOLANDÉS
En economía como es una ciencia social no hay un sólo punto de vista y lo que puede significar bonanza para unos puede implicar una catástrofe para otros. Barreto indicó que existe en economía un claro ejemplo de lo anterior; se conoce como síndrome holandés, también conocido como mal holandés o enfermedad holandesa a los efectos perniciosos provocadas por un aumento significativo en los ingresos en divisas de un país.
El término surgió en la década de 1960 cuando los ingresos en divisas de los Países Bajos aumentaron considerablemente a consecuencia del descubrimiento de grandes yacimientos de gas natural cerca del Mar del Norte.

Dicho lo cual se puede pecar por defecto o por exceso ya que cuando se produce muy poco la moneda no tiene mucho valor pero cuando hay un fuerte flujo de divisas se aprecia la moneda nacional frente al dólar y los exportadores no tiene retorno sobre sus ventas, esto también se conoce como la maldición de los recursos naturales.

Los noruegos encontraron una forma brillante de espantar los efectos adversos del exceso de dinero circundante creando un Fondo de Inversiones, de hecho es el más grande del mundo, muy superior a cualquier otro , ya que tiene por objeto invertir el dinero proveniente de la venta de hidrocarburos para generar más riquezas ya que las finanzas así como puede generar el ascenso de un país también puede significar su declive o incluso su extinción. Sacar ceros a la moneda no es igual a revaluarla ya que es sólo un cambio de formato para agilizar la parte contable pero muchos coinciden en que se trata por ende de un arreglo cosmético, de ahí que grandes economías como las de Japón e India no lo hayan hecho.

En suma, tanto la abundancia como la escasez deben ser gestionadas con inteligencia y sin hacer la vista gorda a factores que demuestran empíricamente que tendrán consecuencias.

Banco MundialDestacadoDestacadoseconomíaFINANZASnegociosParaguay