Purga política

Presión ciudadana logra en un mes la renuncia de José María Ibáñez y Óscar González Daher del Congreso Nacional. Hartazgo de la política y una economía estática fueron los ingredientes para despertar a la sociedad. Queda en mano de las autoridades impartir justicia. Protestas se extenderán a todos los congresistas manchados por actos de corrupción.

Sara Ayala

@saruayala

Unos 22 días de manifestaciones constantes, fueron suficientes para tumbar a un peso pesado del Senado.

El senador Óscar González Daher dio el brazo a torcer y decidió presentar su re­nuncia al presidente de la Cámara de Senadores, Silvio Ovelar, el día de ayer. La pre­sión ciudadana fue uno de los motivos principales, así también le pisa los talones un pedido de pérdida de in­vestidura que presentaron sus colegas de la oposición.

Liz Rodríguez parte de la Comisión Escrache Ciu­dadano (CEC), explicó que mira con buenos ojos lo que ocurrió y anunció que los escraches seguirán a los de­más senadores imputados y que siguen en el Congreso Nacional.

“Ojalá que esta renuncia no quede solo ahí, tam­bién desearíamos la pér­dida de la investidura”, manifestó una de las pro­pulsoras de los escraches.

La posición de la bancada del movimiento Honor Colo­rado se ajustó a las presiones ciudadanas.

En ese sentido, el senador Juan Dario Monges dijo que González Daher ahora “se aleja de los fueros, y deja de ser senador, se pone a disposición de la justicia para que se lo investigue”.

Liz Rodríguez explicó que ahora apuntan a los demás parlamentarios que tengan problemas con la justicia. “Nuestra temática es por sorteo, estaremos haciendo uno más para seguir escra­chando a los parlamentarios que están en la lista”.

Zacarías Irún, suena como uno de los siguientes escra­chados, dijo que las mani­festaciones pueden darse pero debe existir un motivo.

“Hasta hoy no fui imputado, tampoco acusado por nin­gún estamento del Estado, ni Ministerio Público, ni tuve un pedido de desafue­ro. Debe haber un motivo, cuando no hay motivo no se justifica”, explicó Irún.

En un día, la Comisión Es­crache llegó a movilizar más de 2.000 personas, y gracias a eso la historia el día de hoy es diferente para González Daher.

PODER CIUDADANO

Las posturas dentro del Se­nado se van ajustando a las exigencias de la ciudadanía.

“El ciudadano tiene el dere­cho de manifestarse, siem­pre y cuando no sea con violencia”, dijo la senadora liberal Zulma Gómez.

Para el senador cartista Ser­gio Godoy, “la participación ciudadana es clave en la de­mocracia, sin caer en la vio­lencia, agresiones ni nada; es la forma que corresponde y es lo que nos va a hacer cre­cer como sociedad”, finalizó.

DestacadoescracheInvestiduramanifestacionesOGDrenunciaSenado