Reyes a cuotas: parte de de las familias arrancan año con nuevas deudas

Frenesí de compras a cuotas puede debilitar salud financiera

prensa@5dias.com.py

El sobreendeudamiento se ha vuelto una constante dentro de la vida finan­ciera de algunas personas que acuden a los présta­mos constantes o compras a cuotas a causa de no dar abasto con sus cuentas normales.

Las festividades también han intensificado esta modalidad de vida finan­ciera a raíz de los gastos excesivos que se dan en esta temporada, como los obsequios de Navidad o reyes, y las facilidades que se dan en cuanto a pagos a cuotas.

REPETITIVO

En torno a esta constan­te práctica, 5días consultó con el Analista Económico Stan Canova, a lo que el mismo refirió que “lasti­mosamente se da de ma­nera repetitiva un frenesí de compras a fin de año aclarando que no está mal, pero sí está mal cuando ese frenesí no es controlado y muchos salimos de nues­tra capacidad de compra que luego a un corto o me­diano plazo nos crea ‘falta de liquidez’ para asumir obligaciones”, comenta.

Por otro lado, la ciuda­danía al ser consultada sobre las compras a cuotas o préstamos comentaba que si las realiza constan­temente pero que esto no reditúa al gasto posterior.

“La verdad que no tanto, a la larga no me beneficia, al contrario me perjudica porque tengo que pagar el doble o el triple, los que se benefician son los em­presarios. Pero a veces es necesario tener las cosas al instante, rápido y fácil, en ese sentido te facilita, pero a la larga pierdo dinero”, fue el testimonio de Derlis Cáceres, consumidor.

Por otro lado, Canova también remarcó que no solamente a fin de año, sino que en cualquier eta­pa, tomar compromisos crediticios cuando las cuotas serán difícilmente honradas en tiempo y for­ma va a afectar a quien lo haga de varias maneras, por ejemplo con el sobre­costo que se da en la cuota por el recargo de intereses moratorios.

También existen perso­nas que, por lo general, no compran a cuotas por la responsabilidad que las mismas implican, pero sí recaen en esta práctica con objetos específicos como los aparatos electrónicos.

“Por lo general no sue­lo comprar a cuotas pero cuando compro lo hago, por ejemplo, con artículos electrónicos -como puede ser un celular o una com­putadora. Esas cosas sí es preferible comprarlas al contado, por ejemplo, aho­rrar y comprar al contado”, mencionaba Bianca Ayala.

HONESTIDAD

“Como siempre men­ciono: ser honesto con uno mismo respecto a la capacidad financiera de cada uno y no descarrilar­se de esa limitación. To­dos tenemos limitaciones financieras así que no es nada malo ser consciente de eso. Si se va a utilizar un crédito, que esté basado en parámetros cumplibles y también a la hora de ad­quirir un bien o servicio que sea realmente una ad­quisición necesaria, no una adquisición por una moda pasajera”, ratificó Canova.

cuotasDestacadodeudasFINANZAS