Trabajar cansa: las licencias obligatorias y remuneradas

Antonella Llamas

allamas@ferrere.com

Ocurre que todos nosotros, incluso los que no somos deidades, sabemos que trabajar cansa. Cuando uno se agota trabajando, ni labra ni guarda ni transforma nada, lo que más quiere es una pausa. Por eso, atendiendo a la necesidad humana de descansar o atender tareas personales y cívicas, para dedicarse a otra cosa, ajena al trabajo, la legislación prevé una serie de pausas que son consideradas igualmente como días trabajados y, por tanto, remunerados.

En Paraguay, el Código del Trabajo establece como descansos legales obligatorios y remunerados:

1- Descanso intermedio: el trabajador debe realizar una pausa que divida la jornada laboral como mínimo en dos secciones, a fin de que el mismo pueda consumir alimentos o simplemente reposar. Este descanso no se computa dentro de la jornada ordinaria laboral.

2- Descanso entre jornada y jornada: a fin de que el trabajador tenga oportunidad de compartir con sus allegados o para acceder a horas de sueño, la ley laboral estipula que entre la finalización de la jornada de trabajo y el inicio de una nueva jornada debe existir igualmente otra pausa de mayor duración.

3- Descanso semanal: el trabajador debe poder acceder a un descanso semanal de un día completo. Este descanso usualmente recae en el día domingo, sin embargo, la legislación laboral permite que dicho descanso se cumpla en un día distinto para empresas que presten ciertos tipos de servicios.

4- Descanso en días feriados: los feriados naciones son establecidos por ley y en virtud a ellos no se trabaja ese día con motivo de una festividad nacional cívica o religiosa.

5- Vacaciones anuales remuneradas: este descanso es el más prolongado entre todos los citados anteriormente y su otorgamiento y duración van de la mano con la antigüedad de cada trabajador.

En tal sentido, la duración mínima de las vacaciones es de 12 días hábiles para trabajadores de hasta 5 años de antigüedad; 18 días hábiles para trabajadores con más de 5 años de antigüedad y hasta 10 años de antigüedad; y, 30 días hábiles para trabajadores que cuenten con más de 10 años de antigüedad.

Con relación a las licencias remuneradas reguladas en el Código del Trabajo se encuentran:

1- Matrimonio: por contraer nupcias, el trabajador tiene derecho a 3 días libres.

2- Fallecimiento: por el deceso del cónyuge, hijos, padres, abuelos o hermanos también corresponden 3 días de licencia.

3- Obligaciones personales: para que los empleados puedan cumplir sus obligaciones civiles o aquellas impuestas por la ley, tales como citaciones judiciales o administrativas. En este caso el empleador no está obligado a abonar más de 2 días en el mes o 15 días en el mismo año.

Licencias modificadas: las siguientes licencias fueron modificadas en favor de los empleados por la nueva ley que protege a la maternidad y apoya a la lactancia y que son:

4- Paternidad: a los empleados les corresponden 2 semanas por el nacimiento de un hijo. El Código del Trabajo otorgaba solamente 3 días.

5- Maternidad: se ha extendido la licencia para las madres trabajadoras con relación a lo que establecía el Código del Trabajo, de 12 a 18 semanas. Esta licencia se está aplicando de manera progresiva conforme a lo que fija la ley. Hoy por hoy, la trabajadora tiene derecho a 14 semanas de licencia, pero a partir del mes de noviembre de este año la licencia se extiende a 18 semanas. Notar que en este caso el empleador no abona salarios, dado que el otorgamiento de subsidios en dinero corresponde al seguro social obligatorio, el cual también tiene una aplicación progresiva.

6- Lactancia: la ley prevé un permiso diario de 90 minutos desde el primer día de reintegro al trabajo durante los primeros 6 meses. Este plazo puede aumentarse hasta 24 meses en caso de indicación médica. De ocurrir esto, el permiso se reduce a 60 minutos a partir del mes 7.

7- Extracción de la leche: no se establece una duración diaria para el efecto, sin embargo el empleador debe brindar las condiciones necesarias para ello y debe contar con una sala de lactancia.

8- Adopción: la madre adoptante y la madre de la familia de acogimiento, declaradas como tales por un juez, tienen derecho a un permiso de 18 semanas cuando el niño fuere menor de 6 meses y 12 semanas cuando fuere mayor a 6 meses.

DESCANSAR ES PRESERVAR

Las empresas deben conocer y otorgar estos descansos y licencias en tiempo y forma, considerando que, además de proteger a sus empleados y aumentar la eficiencia de sus recursos humanos, así se evitan multas por parte de las autoridades competentes.

El trabajador que descansa y dispone de tiempo para sí mismo, suele eludir los problemas del agotamiento, que no le afectan solamente a él, si no que pueden dañar a la empresa que lo contrata.