ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Análisis Macro

En ocho meses, la deuda pública creció en US$ 2.100 millones

Al cierre de agosto, el saldo de la deuda pública asciende a US$ 10.959,9 millones, lo cual equivale al 30,9% del Producto Interno Bruto (PIB), según el informe publicado por el Ministerio de Hacienda. Este monto implica un incremento nominal de US$ 2.100 millones con respecto al cierre del 2019 que fue de US$ 8.859,1 millones, que porcentualmente es un 23% más.

 
 
 

Este año, el Gobierno Nacional para contrarrestar los efectos de la pandemia del Covid-19 contrajo deuda por US$ 1.990 millones lo que hizo que la curva del endeudamiento pública se disparará, superando el 30% del PIB, que anteriormente era considerado el tope razonable para un país como Paraguay.

Según detalles del reporte a agosto de Hacienda, del monto total, la deuda externa representa US$ 9.428,4 millones (26,6% del PIB), mientras que la interna US$ 1.531,5 millones (4,3% del PIB).

El informe del Fisco también menciona que US$ 9.654 millones, es decir, el 88,1% de la deuda corresponde a la Administración Central y US$ 1.305,9 millones, a las entidades descentralizadas. En lo que respecta a los instrumentos, US$ 6.845,7 fueron adquiridos a través de los bonos soberanos o internos, US$ 3.876,5 millones por préstamos en entidades financieras internacionales y US$ 237,7 millones por la Ley Nº 5074/2013 (llave en mano).

ESTIMACIÓN

El director de Política de Endeudamiento, Iván Haas, adelantó que según estimaciones de la cartera financiera, este año la deuda pública cerrará en 33,1% del PIB y para el año que viene en un 35% del PIB. “Hay que decir que el crecimiento que vamos a tener este año ronda el 10,4% que es un crecimiento mayor al promedio de los años anteriores y aún así sería el menor crecimiento de endeudamiento con respecto a los demás países”, mencionó.

Agregó que la deuda que se tomó a causa del Covid-19 tendrá un gran impacto en el pago de los intereses a partir del 2020, y recordó que antes de la pandemia la estimación de pago por intereses rondaba los US$ 420 millones pero que para el 2021 será de unos US$ 500 millones.

Por su parte, la viceministra de economía, Carmen Marín sostuvo que para que el ratio deuda/PIB se estabilice en el tiempo se debe implementar otras modalidades de financiamiento para dar continuidad a las inversiones públicas,

“Hay que tener en cuenta que ninguna herramienta sola va a poder enfrentar este desafío enorme que tenemos en términos de infraestructura, entonces estamos totalmente convencido de que hay que ir estabilizando ese ratio deuda/PIB, y por otro lado empujar otras modalidades de financiamiento que tiene que ver con la Alianzas Público Privadas (APP), y además hay una reforma muy importante de la banca de desarrollo que es la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) que ya hemos enviado al Congreso”, consideró.

NUEVA DEUDA

Cabe recordar que días atrás el Ministerio de Hacienda remitió al Congreso Nacional tres proyectos de leyes en el marco del plan de recuperación económica. En esas iniciativas el Ejecutivo solicita un nuevo endeudamiento por un total de US$ 292 millones para llevar adelante los programas sociales, fortalecimiento de la banca pública y construcción de viviendas sociales.

 
 

Análisis Macro

Informe de OIT destaca medidas económicas y sanitarias de Paraguay

Frente a una pandemia global que ha golpeado duramente al mundo de trabajo, la respuesta de políticas públicas de Paraguay ha sido clave para enfrentar la crisis económica provocada por la COVID-19 en el contexto de desafíos propios por la elevada informalidad laboral y el desarrollo tardío de la institucionalidad laboral, destaca un nuevo informe de la OIT dado a conocer hoy.

 
 
 

La nota técnica: “Paraguay: Impactos de la COVID-19 sobre el mercado de trabajo y la generación de ingresos ”, elaborada por la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina, analiza los datos disponibles sobre el impacto de la pandemia en el empleo en este país, así como las principales medidas adoptadas para enfrentar esta situación, hasta el mes de septiembre de este año.

El informe destaca que como consecuencia de la crisis por la COVID-19, la tasa de ocupación bajó en 4,3 puntos porcentuales entre el segundo trimestre 2019 y el segundo trimestre de 2020 (de 65,9% a 61,6%), con una baja mucho más fuerte entre las mujeres (6,4 puntos porcentuales) que entre los hombres (2,0 puntos porcentuales).

Pese a ello, la tasa de desocupación solo aumentó levemente de 7,4% a 7,6% en el mismo periodo, debido al movimiento masivo de la población económicamente activa hacia el estado de “inactividad”, principalmente la inactividad de carácter circunstancial, causada por la pandemia.

A pesar de la elevada informalidad en el mercado laboral paraguayo (69,6% de la población ocupada trabajaba en la informalidad en 2019) y el desarrollo tardío de la institucionalidad laboral (con la creación del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social recién en 2014), el informe destaca que la innovadora respuesta de políticas públicas implementada, está mostrando resultados alentadores.

El análisis señala en particular dos elementos centrales: el diseño e implementación de subsidios (uno para los trabajadores formales cuyos contratos de trabajo fueron suspendidos, y otro para los trabajadores informales), y el impulso de la digitalización de los servicios entregados por las instituciones laborales y de formación profesional, que además, han dado lugar a un crecimiento importante en las capacidades de manejo y análisis de los registros administrativos para el estudio de la situación laboral.

Estas acciones, junto a las fuertes medidas de confinamiento implementadas inicialmente, que lograron contener los contagios y volver a los lugares de trabajo más tempranamente que otros países, habrían sido claves.

En cuanto a los riesgos, el informe señala que además del peligro inherente al reciente aumento en los contagios, hay riesgos de carácter institucional, social y macroeconómico que podrían afectar en forma importante al mercado de trabajo.

Por esta razón, la nota señala: “continuar profundizando y ampliando las instancias de diálogo social puede resultar relevante a efectos de ampliar la base de consensos para continuar mitigando los efectos de la crisis y establecer las bases para una recuperación sostenida y saludable”.

La nota técnica sobre Paraguay forma parte de la serie de OIT: “Panorama laboral en tiempos de la COVID-19”, que analiza el impacto de la crisis en el mundo del trabajo en los países de América Latina y el Caribe y las principales medidas que están adoptando los países para hacer frente al fuerte impacto sobre los mercados laborales.

 
 

Análisis Macro

Nueva deuda por US$ 57 millones ya cuenta con media sanción

Tras un largo debate, con 24 votos la Cámara de Senadores concedió media sanción al proyecto presentado por el Ejecutivo en el que se establecen medidas de impulso de la inversión a través de obras públicas, en el marco del plan de recuperación económica.

 
 
 

En esta iniciativa, el Ministerio de Hacienda solicitó la autorización para la contratación de un nuevo empréstito por US$ 57 millones. Si bien los senadores aprobaron el monto solicitado, modificaron la forma en cómo se distribuirá.

Establecieron que US$ 35 millones sean destinados al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) para obras de infraestructura, y US$ 25 millones al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) para el financiamiento de los proyectos en favor a la agricultura familiar campesina.

En el proyecto original del Ejecutivo se pretendía que el monto total sea destinado para el MOPC. El documento pasa a la Cámara de Diputados para su análisis.

ANTECEDENTES DEL PROYECTO

Según las argumentaciones del proyecto, la inversión pública es uno de los principales motores de la economía, generador de empleos y dinamizador de las economías locales permitiendo al mismo tiempo dignificar a las personas.

Es en este contexto que se había presentado la iniciativa para el fortalecimiento de la inversión, a través del MOPC. “Resulta imprescindible mantener la Inversión Pública, ejecutando los proyectos públicos esenciales para la competitividad de nuestro país y para el bienestar de la población, orientando los recursos a aquellos de mayor impacto”, señala el proyecto.

OTROS PROYECTOS

Otro proyecto que también forma parte del plan de reactivación económica del Ejecutivo es referente al financiamiento para la banca pública, en el que se pide un total US$ 120 millones y que también figuraba en el orden del día del Senado.

Sin embargo, no fue analizada ya que no contaba con dictamen de las diferentes comisiones. Cabe recordar que del total solicitado, se plantea US$ 100 millones para el Fortalecimiento del Fondo de Garantías del Paraguay (Fogapy).

Así también, US$ 10 millones para el Fondo Ganadero para otorgar créditos a aproximadamente 2.400 beneficiarios directos de la entidad y US$ 10 millones al Crédito Agrícola del Paraguay (CAH) también para conceder préstamos.

MEDIA SANCIÓN

Con esta aprobación, del total de US$ 349 millones solicitado por el Ejecutivo para llevar adelante su plan de reactivación, ya fueron aprobadas por la Cámara Alta US$ 229 millones, divididos en tres proyectos.

Además de los US$ 57 millones que tuvo media sanción ayer, la semana pasada los senadores aprobaron dos proyectos, uno que está relacionado con el fortalecimiento de la protección social (US$ 125 millones), y otro para el apoyo financiero al sector de viviendas (US $47 millones).

DEUDA PÚBLICA

Es importante mencionar que en caso de que estas iniciativas también tengan el visto bueno de la Cámara Baja, se sumarán a los US$ 1.990 millones de deuda tomados meses atrás para enfrentar la pandemia mediante la Ley de Emergencia.

Al cierre del mes de septiembre, la deuda pública bruta ascendió a un valor de US$ 11.015 millones, que representa el 31,1% del producto interno bruto (PIB) del país y es el nivel más alto en los últimos trece años.

Con este saldo, los compromisos del Estado sumaron unos US$ 1.639 millones más que lo que se tenía en enero de este año y porcentualmente significa un crecimiento del 17%.

 
 

Análisis Macro

La AFD tendrá por primera vez a una mujer al mando

María Fernanda Carrón fue designada ayer como nueva presidenta de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) en reemplazo de José Maciel, quien pasa a formar parte del miembro del directorio de la mencionada entidad.

 
 
 

La renombrada ejecutiva se convirtió en la primera mujer en ocupar la titularidad de la banca pública, además también fue la primera en ser miembro del directorio de la AFD en 14 años de vida institucional.

La nueva titular aseguró que continuarán apostando por la reactivación de la economía, potenciando con créditos a largo plazo a sectores como viviendas y apoyando proyectos de infraestructura.

Enfatizó en que también seguirán fortaleciendo el Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) para dar soporte al sector de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes).

Sobre este punto, detalló que desde el inicio de la cuarentena sanitaria por la pandemia del Covid-19 ya desembolsaron unos US$ 400 millones en créditos, los cuales beneficiaron a unos 17.000 prestatarios para el sector de las Mipymes.

Además, agradeció al plantel técnico de la banca pública por el esfuerzo realizado para impulsar proyectos enfocados en la reactivación del país. Así también, instó a todos los actores del sector público y privado a que sean parte de la reactivación económica.

PERFIL TÉCNICO

La nueva presidenta de la AFD es magíster en Administración de Empresas, Programa MAE- graduada con alta distinción por la Universidad Católica de Asunción (UCA). Cuenta con 21 años de experiencia en el sector financiero bancario.

Además estuvo al mando del proyecto de inversiones y renegociación de la deuda en el exterior por US$ 300 millones. Se desempeñó, hasta el ingreso en la AFD, como gerente general adjunta del Banco Regional. En el 2019 fue nombrada Miembro del Directorio de la AFD

ROTACIÓN INTERNA

Al momento de anunciar el nombramiento de Carrón al frente de la mencionada banca pública, el jefe del Gabinete Civil de la Presidencia, Juan Ernesto Villamayor explicó que el cambio se da en un marco de rotación interna al interior de la institución

“Se ha resuelto encomendar a María Fernanda Carrón el cargo de titular de esta agencia, en la intención de dinamizar el esfuerzo que realiza el Gobierno Nacional, a través de la banca privada para llevar adelante la tarea de fortalecer las medianas, pequeñas y microempresas y todo tipo de emprendimiento que tienda a mejorar la economía de la República del Paraguay”, sostuvo el ministro Villamayor.

 
 

Análisis Macro

Mejorar la calidad del gasto público será la prioridad del nuevo ministro

El nuevo ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, afirmó que una de sus prioridades será avanzar en la mejora de la calidad del gasto público. Para ello se enfocará en todas aquellas leyes que puedan ayudar a alcanzar este objetivo.

 
 
 

Sostuvo también que otro de los grandes desafíos a corto plazo será lograr un presupuesto 2021 que permita tener una base sólida para volver a los niveles sostenibles de las finanzas públicas, que en estos dos últimos años fueron excedidos principalmente en lo relacionado al déficit fiscal.

En este punto, el nuevo titular del Fisco señaló que la modificación del proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal también es clave, ya que a criterio de los técnicos de Hacienda volver de un año para el otro al límite establecido por la normativa tendrá implicancias en materia económica.

“Volver del 7% del déficit al 1,5% va a tener sus implicancias, porque el déficit fiscal se genera principalmente por inversión pública. Somos conscientes de que esto es un motor muy importante de la economía y que en esta coyuntura sería muy negativo apagar ese motor, porque estamos aún con una recuperación débil que no suma todavía todos los sectores”, explicó.

POLÍTICA DE ENDEUDAMIENTO

Respecto a las políticas de endeudamiento, Llamosas dijo que mientras no se avancen en reformas que generen espacios para reasignar en áreas prioritarias, el financiamiento mediante deudas con bonos o préstamos bilaterales serán siempre las alternativas.

No obstante, aclaró que están trabajando en potenciar opciones para el financiamiento de las inversiones como la Alianza Público Privada (APP), “de manera que la carga de la inversión no sea tan pesada sobre el Fisco”.

POTENCIAR PLAN DE REACTIVACIÓN

En otro momento, el nuevo ministro afirmó que otra de las prioridades será continuar con el Plan de Reactivación Económica. “Si bien el escenario actual es aún complejo, incierto, creo que siempre tuvimos un plan y están dando sus resultados, tanto en materia sanitaria como en materia económica, lo cual nos compromete aún más en redoblar esfuerzos y seguir apostando al Plan Ñapu’ã Paraguay”, mencionó.