ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Archivo

Navieros proyectan crear barcazas para transporte alternativo

El empresario naviero Guillermo Ehrecke, presidente del astillero La barca del Pescador, explicó sobre las luces y sombras del desarrollo del transporte fluvial y el comercio en este sector en el país.

 
 
 

El empresario naviero Guillermo Ehrecke, presidente del astillero La barca del Pescador, explicó sobre las luces y sombras del desarrollo del transporte fluvial y el comercio en este sector en el país.

Cabe resaltar que Paraguay es líder en lo que refiere a la navegación fluvial a nivel mundial por ser uno de los mayores exportadores de granos. La flota que se moviliza en Paraguay es mayor a 50 empresas exportadoras y cuenta con una alta empleabilidad de incluso más de 16.000 personas de forma indirecta.

“El sector fluvial tiene sus crisis y sus bonanzas, el 2020 en lo que sea la exportación vamos a alcanzar cifras importantes ya sea en soja, trigo y maíz, pero el impacto del Covid lo que hizo mayormente es que todo sea más lento, a esto se suma la situación de bajante en los niveles de los ríos que está con sequía, y la crisis en los precios que se arrastra desde el 2014 aproximadamente, pero pese a esto, igual tenemos un buen año”, afirmó el empresario en el programa Estrategia y Liderazgo, conducido por Horacio Ferraro y Gustavo Picolla, en el canal 5días.
El empresario destacó que en puerta hay varios proyectos con miras a inversores de afuera, en este momento incluso ya está en proceso la construcción de barcazas en astilleros paraguayos para Argentina. También reveló que hay grandes posibilidades de crear barcazas como un transporte alternativo.

PROYECCIONES

“Hoy existen los transportes de movilidad pero son muy precarios, hay un grupo que quiere desarrollar un sistema para movilidad en Asunción, hay muchas personas trabajando en esto, licitaciones y más, en un par de años vamos a poder tener barcazas ya de alto nivel como el buquebus de Argentina, creemos que el proceso está positivo y esperamos respuestas a corto plazo y apostamos hacia el desarrollo económico, ambiental y social”, subrayó.

La industria naval es considerada una industria mayormente estratégica en donde el 87% del comercio exterior pasa por este sector.

“Son 3.300 barcazas activas actualmente en Paraguay y 280 remolcadores, la industria naval es subsidiaria de la logística fluvial, que paren las flotas impacta también a esto, muchos contratos y procesos de inversión están parados en lo que son las flotas, los astilleros buscan la forma de no perder personal”, agregó.

El referente comentó que de forma anual el sector cerrará con una ocupación del 75% de la capacidad de la zona, ya que la falta de agua y de calado hizo que haya menos navegación, pero que a fines de julio esto va a mejorar ligeramente.

“En Paraguay se vive un ambiente colaborativo la competitividad es casi inexistente entre empresarios y la fuerza laboral, hay dificultades para formar cada astillero a su personal, porque no existen varias escuelas para esto. En nuestro país existe gran potencial, no hay déficit de energía eléctrica, en recursos humanos también hay abundancia”, concluyó.

 
 

Columnas

¿Qué necesitas para ser feliz?

Hoy en día veo más gente infeliz, deprimida y triste que nunca. Yo creo que el problema radica en la percepción equivocada del concepto de la felicidad. La gente asocia el “ser feliz” con el tener y conseguir todo lo que quieren y hasta lo que otros tienen.

 
 
 

Ser feliz es una manera de vivir el presente, sin condiciones, ni limitaciones. Uno puede ser feliz aún si no tiene pareja, dinero o trabajo, e incluso, si tiene “problemas” (y pongo en comillas porque no me gusta la palabra problemas, yo la reemplazo por desafíos).

La felicidad es un estado meramente interior, y es una elección personal que va acompañada con la decisión de reconocer o ignorar lo que uno es, lo que tiene y lo que necesita para vivir.

Cada persona tiene la capacidad de ver y valorar todas las cosas buenas que le suceden, por más insignificantes que sean. También puede reconocer a las personas que la quieren y aquellas que la ayudan a ser mejor y le hacen ver las cosas desde una perspectiva positiva.

Pero al mismo tiempo, también se tiene el mismo poder para criticar, envidiar, vivir enojado, encontrando todo lo malo y lo que no está bien. Este poder hace que la vida se torne en un verdadero infierno miserable y solitario.

Si uno quiere ser feliz no tiene que ir a buscar lo que no tiene, tampoco ocuparse de comprar lo que otros le aseguran que necesita y mucho menos tiene que verse como lo que no es.

Para ser feliz sólo se necesita aprender a ver la vida con un ojo noble, ser positivo y dejar de cargar los pensamientos que le hacen daño.

Para ser feliz, es importante limpiar el alma, corregir lo que molesta, y dejar ir lo que lastima.

Esto no quiere decir que la vida es fácil, tampoco se trata de ignorar los problemas y evadir las cosas que molestan.

Cuando uno se enfoca en sus carencias, la vida le debe. Pero cuando uno puede ver la abundancia de la vida, encuentra un mundo generoso, amable y grandioso.

 
 

Columnas

El algoritmo nuestro de cada día

Conjunto de instrucciones o reglas definidas que permite solucionar un problema.

 
 
 

Calladamente y sin llamar la atención, dado que estamos en un mundo cada vez más digital y menos “analógico”, casi todos los fenómenos que ocurren pasan por un tamiz imperceptible antes de llegar a nuestro conocimiento, que determina precisamente que incite nuestro interés.

La forma en que nos enteramos de lo que ocurre son las pantallas, del celular, de la TV o de la computadora. Las invisibles ondas de radio también.

Y resulta que quienes hacen aparecer esas pantallas encendidas ante nuestros ojos, los gigantes tecnológicos que nos dominan sin que lo percibamos, emplean los algoritmos para predecirnos, conducirnos y decidirnos hacia objetivos que ni nos damos cuenta.

Los algoritmos son originalmente métodos para resolver problemas de forma precisa y definida, siguiendo pasos lógicos. Siendo algo tan inocuo en el ámbito de las matemáticas o la lógica, empleada en la computación los ingenieros las fueron perfeccionando cada vez más, al extremo de llegar a certezas sobre nosotros que ni nosotros mismos tenemos. Y de saber lo que decidiremos a inducirnos a decidir sólo hay un paso. Que ya dieron. Sólo falta que nos dominen completamente, avasallando nuestra libertad personal.

No hay mucho que podamos hacer al respecto, salvo darnos cuenta y decidir con libertad. Pero esa necesidad de pasarlo todo por nuestro mismo tamiz, es una exigencia desmedida en el mundo de la inmediatez. Una gran parte de los habitantes no usaremos esa vara permanente que es necesaria para juzgar nosotros mismos en todo momento, con nuestro juicio y no con el de “otros”.

Del mundo previsto por Orwell –la simple vigilancia del Gran hermano- pasamos al mundo algorítmico que termina en nuestra dominación imperceptible. Sólo nos queda la lucha permanente… contra todo lo que percibimos.

 
 

Columnas

Sufridos

La aparente ilimitada capacidad de "aguantar" todo tipo de incomodidades que tiene la mayoría de los paraguayos, debería ser analizada.

 
 
 

Me puse a reflexionar sobre eso mientras escribía esta columna empezando a “cabecear” porque los litros de cafeína que tomé desde las 2 de la mañana del lunes ya empezaban a ceder. Es a esa hora que “se fue la luz” en gran parte de Asunción y Central por una tormenta, el viento, las ramas, los cables desnudos y las mil justificaciones que ya conocemos.

Con una temperatura y una humedad que no tienen nada que envidiar a la del Congo, era imposible dormir. Así que decidí seguir de largo, mientras improvisé con algunos papeles una forma de “pantalla” con la cual espantar a los mosquitos.

Esta “rutina” está normalizada en Paraguay hace años. Y el calvario es democrático. Lo sufre desde el más adinerado en Manorá, hasta una familia humilde en un barrio de Roque Alonso.

Pensé si quería eso, seis meses de cada año o más, por el resto de mi vida. Y aunque claramente no es lo que quiero, es angustiante no saber qué hacer para evitarlo. Porque acostumbrarme a pasarla mal y al “sacrificio” no es para mí, ni para muchos otros. Sea en el plano que sea.

En el caso de la luz y el agua, se trata de servicios por los que pagamos y que deberían funcionar siempre, a menos que haya grandes accidentes o desastres naturales.

El problema es que una parte mayoritaria del país asume que las cosas “son nomás luego así” y muchos de aquellos con mayor conciencia cívica, educación formal y capacidad de análisis -sobre todo jóvenes- están pensando en cómo irse del país y a cualquier lugar desarrollado antes que en cómo resolver algo que ya ven como causa perdida.

La única opción parece ser que, de alguna forma milagrosa, una cantidad suficiente de personas llegue al límite de su paciencia y decida presionar en las calles, porque en las redes claramente no funciona.

La calidad de vida pasa por mucho más que el trabajo o el salario y la calidad de servicios públicos es clave. Dejemos de aceptar que ésto es normal o resignémonos a nuestro triste destino: el de un pueblo de “sufridos”

 
 

Locales

Impulsarán reactivación económica con formación profesional del sector eléctrico y concurso de Mipymes

Está en marcha un proyecto de alto impacto denominado “Capacitación Laboral y Fortalecimiento Empresarial”, que busca contribuir con la necesaria reactivación económica del Paraguay, desde la formación profesional, la asistencia técnica y la provisión de bienes de capital, insumos y materia prima que podrán elevar la competitividad de las Mipymes nacionales.

 
 
 

Está impulsado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, a través del Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral (SINAFOCAL), la Unión Industrial Paraguaya, y la Fundación Centro Paraguayo de Productividad y Calidad (Fundación CEPPROCAL), y se basa en dos componentes vinculados a sectores económicos estratégicos: el eléctrico y el de las Mipymes.

En el primero de ellos, el sector eléctrico, que en la actualidad experimenta una creciente demanda de mano de obra calificada y formación profesional de alto nivel, se busca potenciarlo, mediante la formación de 125 profesionales, que fomentará la contratación de jóvenes y por ende generará una importante oportunidad laboral.

En el segundo componente se activará un concurso, que bajo el nombre de “Acción Mipymes”, buscará a 110 micro, pequeñas y medianas empresas paraguayas para ayudarlas en tres ejes fundamentales: la entrega de bienes de capital, insumos y materia prima, capacitación empresarial y asistencia técnica.

El alcance será nacional con amplia difusión en el interior del país, considerando que una de las prioridades del proyecto es impulsar el desarrollo de las empresas en diferentes zonas del territorio nacional y de esa manera tener mayor alcance en materia de generación de empleos dignos.

Esta alianza público privada se genera en un oportuno momento, poniendo foco en la necesidad de potenciar a sectores claves para la generación de empleo en el país, que atraviesa un duro momento a raíz de la pandemia del covid-19 que afectó gravemente a la estructura económica nacional.

Más información en la página web de la Unión Industrial Paraguaya (www.uip.org.py), y en sus redes sociales: Facebook (Unión Industrial Paraguaya-UIP), Instagram (Unión Industrial Pya), y Twitter (UIP_py).