ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Columnas

La tercerización laboral

En nuestro medio existen compañías contratan servicios de empresas auxiliares para cierto tipo de actividad, los más comunes son los servicios de limpieza y vigilancia, y actualmente existen empresas altamente especializadas que ofrecen estos servicios y con un equipo de trabajadores permanentes.

 
 
 

Ahora bien, estos son casos muy claros de servicios que pueden ser tercerizados, pues estas actividades son secundarias o no esenciales a la ocupación central de la empresa. Pero igual en estos casos muy claros, la falta de documentación puede traernos no pocos problemas de índole laboral pues, aunque los contratos de tercerización tengan cláusulas de exclusión de responsabilidad laboral, estas no tendrán efecto si el proveedor del servicio tercerizado no cuenta con la documentación laboral en regla.

Suele ocurrir con frecuencia en los Tribunales –en los casos de accidentes de trabajo y reclamo de estabilidad especial- que los trabajadores “tercerizados” demandan directamente a la empresa principal que contrata los servicios, y no pocas veces salen airosos debido a que la empresa auxiliar no cuenta con la documentación en regla. En estos casos de documentación defectuosa la empresa principal contratante es responsable directa de la relación laboral, por lo general con trabajadores no inscriptos en el IPS y sin contrato escrito con su real empleador.

De allí que debemos cerciorarnos si efectivamente nuestro proveedor cumple con las normativas laborales vigentes, al menos con la presentación del contrato escrito del personal y la inscripción en el seguro social, pues el ahorro que podamos conseguir al contratar una empresa auxiliar puede ser perdido con un solo reclamo laboral. Y esto con más razón si pretendemos contratar otros servicios que tengan más estrecha relación con el giro comercial de la empresa y donde la tercerización podría convertirse en solidaridad.

 
 

Opinión

El voto latino en Estados Unidos crece en importancia en reñidas elecciones

Por primera vez en la historia de los Estados Unidos, el número de ciudadanos estadounidenses de origen latino elegibles para votar en las elecciones presidenciales de noviembre supera a la población votante afroamericana del país.

 
 
 

Fabian Núñez

Socio de Mercury y ex presidente de la Asamblea de California.

 
 

Columnas

Importancia de la conciencia organizacional

El proceso globalización generó la necesidad de que los diferentes estamentos estatales promuevan una serie de sistemas de control y de requerimientos como los bancarios, tributarios, reglamentos laborales, Seprelad, etc. Sistemas que hacen que cualquier emprendedor o generador de negocios deba prever estas situaciones para empezar a funcionar.

 
 
 

La conciencia organizacional obliga a la aplicación de diferentes elementos como: la supervivencia, que consiste en poner el foco en la obtención de ingresos, beneficios y rentabilidad. Además de fomentar el sentido de pertenencia de los trabajadores a la empresa, el desarrollo de la autoestima a través de premios y reconocimientos al personal. Y, asimismo, en la transformación, que es la necesidad de evolución constante de la empresa, de reinventarse, y de ajustarse a los diferentes cambios.

Otro aspecto que debe formar parte de la agenda organizacional de la empresa es el manejo de problemas y conflictos laborales, ya que la existencia de estos fenómenos terminan creando situaciones incómodas y de tensión. Es por ello que dichas circunstancias deben ser reconducidas, convirtiendo esas energías potencialmente destructivas en positivas.

Como se puede notar, el hecho de crear un negocio no solo se ajusta a la habilidad de generar dinero, sino también a un conjunto de situaciones que deben tenerse en cuenta para que la máquina pueda funcionar en forma sincronizada, sin que ninguna de sus partes tenga desperfectos. Pues de lo contrario, lo que pudo ser un hermoso sueño, puede terminar en una muy mala experiencia que frustrará cualquier nuevo emprendimiento.

 
 

Opinión

Ideologías

Tengo una idea. Tiene que ver con las ideologías. Las discusiones que veo en las redes sociales sobre la derecha que se dice conservadora que enrostra todos los males del mundo a la izquierda tilinga que quiere encajarnos el acuerdo de Escazú, que primero entrega la soberanía nacional, te mete en la cabeza que debes ser ¨gay¨ para poder salvar el medioambiente, para luego quemar el país, en momentos en que la inteligencia artificial comienza a detentar el poder, ganando elecciones alrededor del mundo, me dispuso a buscar respuestas sobre qué son las ideologías y para qué sirven.

 
 
 

Emociones

En ciencias sociales, una ideología es un conjunto normativo de emociones, ideas y creencias colectivas que son compatibles entre sí y están especialmente referidas a la conducta social humana.

Según los estudios sociales, una ideología política es un juego ético de ideales, principios, laborales y económico doctrinas, mitos o símbolos de un movimiento social, institución, clase o un grupo grande que explica cómo la sociedad debería funcionar.

 
 

Opinión

Gestionando la escasez

En estos momentos, las empresas y los directivos, enfrentamos una falta de información que nos impide tomar decisiones de la forma en la cual hemos sido entrenados y nos faltan nuevas habilidades para tiempos inciertos.

 
 
 

La falta de predicciones sobre los escenarios probables, quizás sea uno de los principales factores que este generando una escasez de demanda en muchas áreas de la economía.

En base a los diversos sectores económicos y a nivel mundial, las personas no tienen tanto problema en invertir su dinero, sino en qué invertir su dinero. Ya comenzamos a ver falta de materia prima en productos de la construcción, aumento de demanda en E-commerce y el gasto se ha volcado a la casa, bienestar y cuidado personal.

¿Qué hacen todas las empresas que no están en esos sectores y no han aplicado estrategias previas de diversificación? Hablamos de cambiar el modelo de negocios, sabiendo que eso toma tiempo y en muchos casos el flujo de caja no les da ese tiempo necesario para gestionar el cambio.