ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Columnas

Paraguayos miserables

Ya vamos por el año y medio de la pandemia en Paraguay y a nivel mundial que puso a prueba a todos los estados y ver como se ingenian para no seguir sumando mas pobres o miserables a los números que seguimos sumando año tras año. Existe un tipo de pobreza denominada multidimensional, que más allá del dinero abarca la falta de acceso, seguridad, voz, igualdad, saneamiento, infraestructura, salud, educación, además de la ausencia de representación política. Eso pasa en nuestro país en el año 2020 y agravado como nunca por causa del Coronavirus.

 
 
 

A nivel institucional, la pobreza constituye una amenaza creciente, ya que la disconformidad de la población genera además de un sufrimiento innecesario, un descontento generalizado, lo cual termina en disturbios organizados por civiles que buscan obtener del estado un mejoramiento, no solo en los servicios básicos, sino también, un apoyo en el crecimiento económico a fin de que la distancia entre los ricos y los “pobres” sea nula y sea el trabajo bien remunerado un punto en común entre ambas clases sociales.

En el año 2020, el PGN en el ejercicio fiscal, contemplaba unos 2 billones de guaraníes para lograr la protección a familias en situación de pobreza, cuyo número actual es de 1.679.810 personas, de las cuales un aproximado del 36% es atendido por el programa “Tekopora”. Así mismo en este año se prometió garantizar la protección del trabajo infantil en situación de riesgo de 9.295 niños y adolescentes. Estos programas sirven de contención ante un problema cuya solución de fondo no se logró en más de 30 años de democracia. Se sumaron “Pytyvo”, “Ñangareko” y no sabemos que otra programa inventaran para distribuir electronicamente “recursos” que en muchos casos no llegan por las mil y unas trabas.