¿Cómo aumentar el tráfico para tu web?

Dentro del universo empresarial tener presencia en la red se volvió imprescindible, por lo que cada vez son más las empresas que refuerzan su marca en sitios web y redes sociales, donde uno de los principales y constantes retos es generar tráfico. ¿Cómo generarlo?
Para lograr un tráfico importante, el Inbound Marketing es lo recomendado, se trata de una estrategia que se basa en atraer clientes con contenido útil y relevante que agregue valor en las etapas del recorrido del comprador.
A través de distintas técnicas y la publicidad se dirige al usuario hacia un sitio web, ya sea publicidad en buscadores, relaciones públicas, marketing de contenidos, SEO, y otros, comenta Marcos Cáceres, Ejecutivo Comercial de Materia gris en su web.
Teniendo en cuenta esto, nace la cuestión de qué es más conveniente, si lograr el tráfico orgánico, el obtenido con publicaciones o menciones, o uno pagado, a través de publicidades.
¿PAGADO U ORGÁNICO?
De acuerdo a declaraciones de Carla Cassanello, representante de Facebook en Paraguay, es mucho más efectivo el tráfico pagado, ya que en canales como Facebook estos tienen una prioridad por sobre las publicaciones en fanpage, que actúa como fuente de tráfico orgánico.
“Vemos que hay páginas que ganan seguidores o likes con sorteos, sube el tráfico pero en días esto vuelve a bajar. En cambio, cuando es pagado el contenido está segmentado para llegar al público interesado”, explicó en un taller de marketing digital realizado por la Senatics semanas atrás.
Por su parte, Ray López, en el portal aprendamosmarketing.com compara ambos tipos de tráfico con una manguera de agua vs. la lluvia.

– El tráfico pagado es la manguera de agua. Tienes completo control sobre la dirección, la cantidad de agua que sale de ella y el tiempo que se mantendrá el flujo. Si estás obteniendo más tráfico del que necesitas, puedes disminuirlo, tienes control sobre dónde se dirige, cuándo se dirige y qué tan rápido.

– El tráfico orgánico, por otra parte, es como la lluvia. No estás seguro cuando vendrá, cuánta agua traerá y si viene, qué tanto durará. No tendrás el control.

También podría gustarte Más del autor