Cómo saber si subirse o no al negocio de moda

Por José Zalazar
[email protected]

Alguna vez brotaron como hongos videoclu­bes, cibercafés y cabinas telefónicas. Ahora son bodegas, hamburguese­rías, food trucks y mini­supers. Son negocios que han tenido un crecimiento exponencial en muy poco tiempo. Pero ¿vale la pena invertir en ellos? Aquí una variables a tener en cuen­ta.

CICLOS

Según la teoría austriaca de los ciclos económicos a cada periodo de expansión se corresponde posterior­mente uno de contracción, de algún producto o servi­cio, de ahí que los asesores financieros suelen acon­sejar que iniciar un nego­cio es como hacer Surf, hay que saber cuándo hay que subirse a una ola y cuándo bajarse.

Bruno Defelippe, director de Koga y referente del segmento de Co-Wor­king en Paraguay señala a 5días que en su expe­riencia vio mucha rota­ción en los ocupantes de los espacios de cowor­king por diversos mo­tivos entre ellos la mala planificación financiera y el hecho de que el tener una idea para un nego­cio es una cosa y otra es materializarla, la mayo­ría no ve claramente lo que implica emprender y al cabo de un tiempo quedan por el camino, señaló.

 

CONSEJOS

En todo negocio de moda nadie puede pre­decir el éxito en el largo plazo. En el mejor de los casos solo perduran el 30% de las innovaciones.

Pero en un país con al­tibajos, la tentación de encarar negocios que se ponen de moda siempre está presente. Aquí unos consejos para no caer en tentación:

Alta tolerancia al ries­go. No apostar todas las reservas en el empren­dimiento, porque la pro­babilidad de éxito en el largo tiempo es baja.

Asesorarse con alguien de experiencia y que esté inserto en ese mercado.

Jugar a ganar. Asegu­rarse de que el servicio o producto tenga una buena relación entre el precio y las prestaciones. Una buena prueba sería sincerar si uno mismo lo compraría o no.

También está el sa­bio consejo de Richard Branson de Virgin,un Holding de inversiones que aglutina a más de 300 empresas en todo el mundo y que empezó barriendo en los Pubs de Londres hasta crear su propia discográfica Virgin Records. “El res­paldo es fundamental en los negocios, si inicias un proyecto empresarial por más bueno que sea pero no cuentas con el capital suficiente para soportar las primeras perdidas y las jugarretas desleales de la competencia lo más probable es que fracases”, explicó el magnate a los medios argumentando que la primera iniciativa que tuvo al vender par­te de su discográfica, en aquel entonces la cuarta a nivel mundial para ini­ciar su aereolínea, Virgin Atlantic Airways, con un avión usado y un gran presupuesto de publi­cidad, sus banqueros le decían que estaba loco pero hoy día Virgin At­lantic Airways vale más de US$ 3 mil millones.

Actualmente Richard ocupa el puesto 355 de los billonarios de Bloomberg con un patrimonio de US$ 5,22 mil millones.

Ser consciente de que las modas pasan; hay que estar preparado para innovar cuando aparez­can los primeros síntomas de agotamiento. En esta línea, hay que estar en el negocio de forma cotidia­na para detectar los cam­bios a tiempo.

No empecinarse. A veces se gana a veces se aprende. Persistir en el error suele multiplicar las pérdidas y el daño emocional.

También podría gustarte Más del autor