De lo tradicional a lo gourmet en estas fiestas

Su aparición en las mesas  de Navidad y Año Nuevo está rodeada de mitos y leyendas. Quienes han es­tudiado sus orígenes creen que surgió en 1490. Pero lo que sí es cierto es que de un tiempo a esta parte, pre­sentó una evolución cons­tante, es lo que muestra y ofrece Liliana Achón, pro­pietaria de Dei Gourmet.

Varias son las historias que se tejen alrededor del origen del Pan Dulce. No es posible garantizar cuál de ellas es la verdadera y quizá poco importe. Lo más pro­bable es que cada una tenga algo de cierto y un poquito de ficción. Actualmente en el país, el pan tradicional quedó un poco rezagado ante los imponentes panes.

“Los pan dulces son case­ros, los que ofrecemos en Dei no llevan nada fuera de lo normal, le pongo muchas ganas y mucho amor a lo que hago creo que eso me ayuda bastante. Llevan ha­rina, azúcar, manteca, hue­vos, levadura. Hacemos pan dulce de frutas abrillanta­das, vizzio, oreo, chocotto­ne, nueces y almendras. El costo varía dependiendo de la variedad, frutas abrillan­tadas G. 40.000, nueces y almendras G. 70.000, oreo G. 80.000, vizzio G 80.000”, ex­plicó la em­prendedora.

Recordó que inició este dulce negocio después del nacimiento de su segunda hija: “Cuando quedé en casa y no podía dejarla para vol­ver a mi negocio anterior, en mis tiempos libres me vinieron algunas ideas que tenía en la cabeza y como desde chiquita fui aman­te de la repostería me fui poniendo manos a la obra, a veces me iba muy bien y a veces decaía, pero fui perseverante porque amo este rubro y además tuve el apoyo incondicional de mi marido y mi mamá que son mis pilares principales para Dei.

Es importante mencionar que llamé así a este negocio en ho­nor a mi abuela Deida que fue la pio­nera en deliciosas tortas que hacía para cada cumpleaños de sus nietos”, sostuvo Lilian.

La inversión de este em­prendimiento asciende a G. 50 millones. “La inversión en lo que es insumos y elec­trodomésti­cos lo fuimos adquiriendo con el correr de los meses con el fruto del trabajo de Dei. Hoy asciende aproxima­damente a G. 50.000.000, pero siempre falta alguito, que vamos comprando de a poco.

La verdad estamos orgullosos por­que es un ca­pital formado por esfuerzo propio. Para regalos empre­sariales estamos ampliando los fondos ya que requiere de mayor capi­tal”, indicó la emprendedo­ra.

Todos los pro­ductos son elabo­rados de manera artesanal, bocaditos sala­dos tradicionales y gourmet, masitas dul­ces, tortas temáticas, y los obsequios empresaria­les y canastas de desayuno que también le ponemos siempre toques especiales artesanales”, explicó.

Lilian cuenta que su ins­piración es su familia, ya que le gusta sentirse una persona útil, Dei Gour­met se dedica a la producción de productos ar­tesanales, elaborados con propias manos con amor y mucha dedicación.

Las tortas temá­ticas, el cateríng para eventos, los re­galos empresariales y servicios de té a do­micilio, entre otros ser­vicios, los realizan desde hace dos años.

Lilian Achón es pastelera, “me recibí en el Centro Ga­rófalo, pero detrás mío esta mi marido Ignacio Benítez y mi mama Mary Cubi­lla que son mis pilares fun­damentales, sin ellos nada podría haber hecho. También están mis hermanos que siempre me apoyan para que mi marketing se vea bueno y lindo. Es un trabajo en familia, con mucho apo­yo”, finalizó.

También podría gustarte Más del autor