ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Economía y Finanzas

“La banca digital vino a transformar la manera de hacer negocios”

En el mundo financiero paraguayo tomó notoriedad el traspaso de un banco u otro de una de las mujeres más reconocidas en el sistema. El banco Sudameris, siguiendo su fuerte apuesta por ampliar su presencia en el mercado local cuenta ahora con toda la experiencia y profesionalismo de María Irene Gavilán, quien ha pasado a ocupar el cargo de gerente de nuevos productos y se enfocará en la diversificación de la cartera de clientes y potenciar la banca digital.

 
 
 

- Nos ha sorprendido esta semana la noticia de que has tomado un nuevo rumbo en tu carrera en el sistema financiero. ¿Cómo se dio este cambio de un banco a otro?

Hay ciclos que uno tiene en la vida profesional, al banco Atlas le debo un montón el haber tenido la experiencia de administrar el banco completo, porque pocas personas tienen esa posibilidad y aprendí muchísimo. Cuando surge esto (la propuesta), me fijé en el nuevo perfil que tiene banco, de hecho, Sudameris hace un tiempo está impulsando una estrategia de crecimiento importante; me invitaron a sumarme y aquí estoy. Básicamente me toca el desarrollo de los nuevos negocios y de acompañar todo el proceso de transformación digital que está haciendo e banco, que es un área que sabes que me encanta.

- Absolutamente. Pero además, este año hemos observado que Sudameris hizo una apuesta importante generando productos para el sector de pequeñas y medianas empresas, además, es uno de los pocos bancos que ha mostrado crecimiento a pesar de la crisis. ¿El objetivo es fortalecer a las nuevas líneas de negocios?

Es seguir creciendo. Ese crecimiento hoy todavía está muy concentrado en lo que es banca corporativa donde Sudameris tiene una participación importante en los últimos años, pero acá hay que crecer en toda la pirámide. El banco es una entidad comercial completa, no solamente está para banca corporativa, todo el desarrollo de las pyme y banca de personas tiene que crecer exponencialmente, acompañando a lo que ya se venía haciendo en los últimos años.

- La estrategia de crecimiento pasa entonces es diversificar más la cartera de clientes

Es poner foco a esta expansión en la que está el banco. Nos verán muy activos. La presencia de Sudameris en los últimos años es muy importante.

- A partir de ahora, y al apostar a un mercado más amplio, fortalecer los canales digitales ¿es la forma de ayudar a crecer más rápido a esas nuevas líneas de
negocios?

Por un lado sí, pero además, es también responder a una demanda del mismo mercado. Hay que reconocer que hace tiempo que se viene hablando de una estrategia digital y que esta pandemia tuvo, si pudiéramos decir algo positivo, que ayudó a acelerar todo este proceso en los clientes ya que normalmente no es fácil que adopten nuevas formas de operar.

Fue muy exponencial el crecimiento que tuvo lo digital, entonces, tenemos que aprovechar esta ola que creo que vino para quedarse. También hay que reconocer que al interior de los bancos se resistían en hacer estos cambios, pero realmente hoy no nos queda otra. Este es el camino a seguir, sin perder nunca ese contacto personal. Es decir, que apostar a la estrategia de digitalización sin deshumanizar el trato.

- Sudameris incluso abrió recientemente nueva sucursales cuando otros bancos lo están disminuyendo, ¿el crecimiento es apuntar a ambos modelos, todo lo que es banca digital pero también seguir teniendo presencia física en distintos puntos del país?

Si el público lo requiere, si la red demanda, nosotros no estamos cerrados a abrir sucursales. Hoy tenemos una penetración en el mundo de banca de personas y banca minorista, pagos de salarios, e eso está muy fuerte Sudameris.

- En lo que resta del año ¿piensas que podrás incorporar alguna innovación para el banco?

Creo que nos vamos a preparar para el 2021. De momento, vamos a trabajar con el equipo, con la gente muy interesante del banco para potenciar lo que se está desarrollando actualmente.

- En los meses de junio y julio, según los últimos reportes del boletín del Banco Central del Paraguay, se observaron repuntes en el ritmo de actividad en varias líneas del crédito. ¿qué expectativas tienes para lo que resta del año?

Creo que de alguna manera todo se está ajustando, y esa demanda se va dar. Necesitamos crecer y seguir generando negocios. Hay oportunidades y la gente está perdiendo el miedo. Ahora se viene la época de verano donde se acostumbra a salir un poco más. Debemos reforzar el acompañamiento a las pymes. Esta situación generada por la pandemia va llevar por lo menos dos años para nivelar nuevamente el modelo de negocios que tenía el país.

- Y la reinvención del negocio pasa por la digitalización

Y también se necesitan algunas reglamentaciones que, por ejemplo, el Ministerio de Hacienda ya está al tanto. Si llega a salir el proyecto de la identidad digital creo que va ser un paso muy importante y va cambiar la forma de hacer negocios.

- Para el cierre del año ¿los ratios del sistema seguirán recuperándose?

Ahora se viene todo el tema del inicio del año agrícola, y ojalá el bueno clima nos acompañe, creo que de vuelta va ser el sector agrícola va a salvar el año económico.

RESULTADOS DE SUDAMERIS

Según los datos de la banca matriz, al cierre del mes de julio Sudameris reportó utilidades por valor de G. 77.098 millones, con una cartera total de crédito de unos G. 8,9 billones (US$ 1.287 millones), mostrando un crecimiento de casi 30% respecto al mismo mes del año pasado.

La tasa de morosidad es una de las más bajas del sistema con apenas 1,48%, siendo incluso menor, a la cartera vencida que tenía la entidad el año pasado y se ubica por debajo del promedio ponderado del sistema.

Su actual nivel de rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) es de 18,98% y la rentabilidad sobre los activos (ROA) de un 1,24%. Por otra parte, su cartera de depósitos asciende a unos G. 7,3 billones (US$ 1.064 millones) y también ha mostrado una variación interanual positiva de 19,13%.

 
 

Internacionales

BCE anima a Gobiernos a seguir gastando en la lucha contra covid

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, ha despejado el camino para que los Gobiernos hagan lo que sea necesario para contrarrestar el golpe económico de la segunda ola de covid-19, siempre y cuando aumenten el gasto.

 
 
 

Bloomberg

Con su promesa inequívoca del jueves de “recalibrar” el apoyo monetario a más tardar en diciembre, una frase que da a entender que se avecinan más estímulos, Lagarde dijo a los líderes desde Roma a Berlín que los préstamos para combatir el virus serán respaldados por su institución en Fráncfort.

Sin embargo, la pregunta es si los políticos pueden superar sus propias disputas. Las conversaciones sobre un presupuesto sin precedentes de 1,8 billones de euros (US$2,1 billones) y un fondo de recuperación financiado conjuntamente se encuentran actualmente estancadas, incluso cuando los hogares y las empresas enfrentan nuevos confinamientos e incertidumbre sobre cómo pagarán las cuentas.

Eso pone a los Gobiernos nacionales a la vanguardia y tienen un acceso muy variable a los recursos. Alemania ha prometido 10.000 millones de euros para las empresas afectadas por el último confinamiento, y mucho más en apoyo salarial para los trabajadores, pero Italia se las arregla con la mitad, incluso en medio de un aumento de la agitación. Otra recesión parece cada vez más probable.

Tras la reunión regular del BCE en Fráncfort, Lagarde hizo una promesa inusualmente clara de utilizar la próxima reunión de diciembre para reevaluar todas sus herramientas, que incluyen tasas de interés negativas, compra de bonos y préstamos baratos a los bancos. Eso se debe a que la economía está perdiendo impulso “más rápido de lo esperado”.

Los principales banqueros centrales de Europa y Estados Unidos han instado repetidamente a los políticos a aumentar el gasto porque la política monetaria por sí sola no puede estimular fácilmente la demanda. El vacilante enfoque de los Gobiernos destaca una de las debilidades clave de la política fiscal: si bien tiene un impacto mayor, puede llevar más tiempo implementarla.

Los líderes europeos se han visto sorprendidos por la velocidad con la que la calma del verano se ha convertido en un otoño con una alta velocidad de propagación en los casos de coronavirus, con miles de personas que contraen la enfermedad diariamente en los países de todo el bloque.

El viernes, los datos mostraron un aumento del desempleo y una caída de los precios. Los Gobiernos están bajo presión para seguir brindando el apoyo salarial y los pagos que ayudaron a las empresas y a los hogares a resistir los primeros bloqueos.

Las masivas inyecciones de liquidez del BCE a través de la compra de bonos han facilitado la tarea de las autoridades públicas al llevar los costos de los préstamos a mínimos históricos. Los rendimientos de los índices de referencia alemanes están en su nivel más bajo desde los confinamientos de marzo. Los costos de los préstamos italianos tuvieron el jueves su mayor caída desde junio.

Punto muerto fiscal

Pero una preocupación mucho mayor es el presupuesto de 1,8 billones de euros de la Unión Europea y el fondo de recuperación financiado conjuntamente, donde las conversaciones están estancadas sobre las reglas bajo las cuales se puede utilizar el dinero. Eso pone nerviosos a los inversionistas.

La principal preocupación es Italia, la tercera economía más grande del bloque, con una carga de deuda cercana a 160% de la producción económica. Es el mayor beneficiario tanto del programa de compras para la pandemia como de los planes para el fondo de recuperación de 800.000 millones de euros.

Si esto no se concreta, podría arruinar los diferenciales de los bonos, dado que cualquier préstamo adicional tendría que registrarse en los propios libros de la nación, en lugar de compartirlo con el bloque.

Lagarde hizo el jueves una sincera solicitud a los Gobiernos para que reconozcan que “una postura fiscal ambiciosa y coordinada sigue siendo fundamental”. No escucharla podría significar que se active otra de las promesas de la presidenta: tomar medidas extraordinarias incluso antes de su reunión de diciembre si es necesario.

 
 

Internacionales

Desempleo en Brasil aumenta a récord en medio de mayor búsqueda

El desempleo de Brasil aumentó por octavo mes consecutivo a un máximo histórico, a medida que el fin de los confinamientos por el coronavirus atrae a una multitud de personas que buscan trabajo de regreso al mercado laboral.

 
 
 

​Bloomberg

La tasa de desempleo aumentó a 14,4% en los tres meses hasta agosto, por encima de la estimación mediana de los economistas en una encuesta de Bloomberg, que proyectaba 14,2%. El número de personas empleadas se redujo a un mínimo histórico, mientras que ahora más de un millón de ciudadanos están buscando trabajo en comparación con el período de tres meses que terminó en mayo, informó el viernes la agencia nacional de estadísticas.

El aumento del desempleo representa uno de los mayores obstáculos para la recuperación de la economía más grande de América Latina. La Administración del presidente, Jair Bolsonaro, ya ha gastado miles de millones en estímulos que incluyen una extensión de un plan de protección laboral. Si bien esas políticas han aumentado la popularidad del presidente, los inversionistas están preocupados por las perspectivas de nuevos gastos a medida que la deuda pública se acerca al 100% del PIB.

El número de desempleados aumentó en 8,5% con respecto al trimestre finalizado en julio, alcanzando los 13,8 millones de personas, según la agencia de estadísticas. Aproximadamente un 38% de los trabajadores fueron considerados informales durante el período.

Los datos de desempleo se dan a conocer un día después de que el Gobierno informara que en septiembre se crearon más de 313.000 puestos de trabajo formales, el mayor aumento mensual desde el inicio de la serie en 1992. Aun así, las cifras de empleo del jueves no consideran a los trabajadores informales y autónomos.

 
 

Internacionales

Economía de México registra la mayor recuperación en décadas

La economía de México se expandió el trimestre pasado al ritmo más rápido en al menos tres décadas, al tiempo que las manufacturas aumentaron para satisfacer la fuerte demanda de Estados Unidos, compensando parte de la producción perdida durante la pandemia.

 
 
 

Bloomberg

El producto interno bruto aumentó 12% con respecto al trimestre anterior, según datos preliminares publicados el viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México. El resultado, el mejor del que se tenga registro en datos que se remontan a 1990, estuvo en línea con la estimación mediana de los economistas encuestados por Bloomberg, que proyectaban una expansión de 11,9%.

Sobre una base anual, no ajustada en términos estacionales, el PIB cayó 8,6% durante el trimestre, comparado con una contracción estimada de 8,9%.

La recuperación se ve empañada por las bajas proyecciones del cuarto trimestre y los temores de una segunda ola de coronavirus. El presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha rechazado las solicitudes de los economistas de un mayor gasto público, similar al de otros países grandes, con el argumento de que una carga de deuda más ligera facilitará la recuperación de México. Como resultado, se prevé que la economía se desplomará 10% este año, la mayor cantidad en casi un siglo.

Jessica Roldán, economista jefe de Finamex, dijo antes de la publicación de los datos que el hecho de que haya habido un buen trimestre no debería hacernos pensar que el camino por delante será fácil. La perspectiva de una segunda ola “está generando mucha incertidumbre” mientras que el mercado interno de México es muy débil, señaló.

Los sectores industriales, como la minería, la construcción y la manufactura, crecieron un 22% en comparación con el trimestre anterior, mientras que las industrias agrícola, ganadera y pesquera se expandieron un 7,4%. Los sectores de servicios, que incluyen la actividad comercial, el transporte, las finanzas y los medios, aumentaron un 8,6% frente al trimestre anterior, según las estadísticas preliminares.

 
 

Economía y Finanzas

BCP emite normativa para facilitar acceso a créditos para la vivienda

El Banco Central del Paraguay emitió una resolución con el cual facilita los créditos para la vivienda y establece normas de clasificación y constitución de previsiones; y tiene como propósito incentivar la oferta de estos productos para hacerlos más atractivos a los clientes y facilitar el acceso a la vivienda propia.

 
 
 

En la nota, el ente regulador señala que es necesario proveer desde la banca matriz los incentivos regulatorios apropiados de modo a facilitar el financiamiento que requiere, acorde a sus necesidades; por esa razón y a ese efecto, resulta oportuno y conveniente adecuar la normativa vigente, incorporando los siguientes aspectos: un esquema diferenciado de clasificación de deudores atendiendo a su comportamiento de pago, en función de la morosidad.

Además se dispone de la adecuación de plazos de mora a efectos de clasificación del deudor, y obligación de constitución de previsiones a partir de la Categoría 2; estandarización de la información requerida mínima y el cómputo del valor de la garantía por el 100% sobre tasación del inmueble.

También se señala la actualización de la tasación cada cinco años, o en caso de observar una morosidad superior a 60 (sesenta) días u otro indicador de deterioro de la capacidad de pago o del valor de garantía; reducción de exigencias para mejorar clasificación en casos de refinanciaciones o reestructuraciones; y ponderación de riesgo con factor 0,20 para el cálculo de solvencia patrimonial de la entidad de crédito.

Debe destacarse que la normativa mencionada se encuadra en el mandato legal del BCP de velar por la solvencia, estabilidad e integridad del sistema financiero, y es el resultado de un trabajo coordinado, conjunto y consensuado con la Banca Pública de Segundo Piso (AFD), razón por la cual, se estima que sus efectos permitirán una importante penetración del crédito a la vivienda en el mercado financiero local y contribuirán a impulsar la actividad económica, indica la nota de la banca matriz.

CATEGORIZACIÓN

En la resolución el BCP dispone que la clasificación de los deudores se realizará atendiendo a su comportamiento de pago, en función de la morosidad observada de acuerdo a los días de atraso que se detallan a continuación:

CATEGORÍA 1

Saldo de préstamos con atraso de hasta 60 días

CATEGORIA 2

Saldo de préstamos con atraso mayor a 60 y hasta 150 días

CATEGORÍA 3

Saldo de préstamos con atraso mayor a 150 y hasta 210 días

CATEGORÍA 4

Saldo de préstamos con atraso mayor a 210 y hasta 270 días

CATEGORÍA 5

Saldo de préstamos con atraso mayor a 270 y hasta 330 días

CATEGORÍA 6

Saldo de préstamos con atraso mayor a 330 días

Las previsiones serán aplicadas a partir de la categoría de riesgo 2, conforme a los porcentajes establecidos en reglamentación vigente, referida a la Clasificación de Activos, Riesgos Crediticios, Previsiones y Devengamiento de Intereses.