ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Editorial

Caso Messer: Más vale tarde que nunca

El caso de Darío Messer ya rompió todos los récords de blindaje contra las investigaciones por sospechas de lavado de activos.

 
 
 

El caso de Darío Messer, “doleiro dos doleiros”, cambista de cambistas en Brasil y hermano del alma en Paraguay, va camino de romper records de blindaje contra las investigaciones por sospechas de lavado de activos. Después de docenas de publicaciones en 5Días y otros periódicos, un informe de 572 páginas emitido por una comisión bicameral del Congreso y montañas de folios abiertos por la justicia ordinaria y la Policía Federal del Brasil, finalmente parece abrirse una pequeña ventana de esperanza a nivel local.

El Banco Central del Paraguay acabó por desperezarse y, a partir de “ciertos hechos denunciados por la Superintendencia de Bancos”, decidió abrir un sumario administrativo al Banco Nacional de Fomento en “averiguación y esclarecimiento de las supuestas irregularidades” contenidas en el informe de la SIB. El BNF está alcanzado también por un informe de la Comisión Bicameral de Investigación sobre el caso Messer en el que se documenta que el mismo abrió una cuenta en dicho banco en 2011 en transgresión a los requisitos para dicho trámite, ya que al momento de hacerlo carecía de cedula de identidad siendo ciudadano brasileño. Según la CBI se produjo a partir de allí un rosario de irregularidades que enumera y detalla en su informe. Entre esas operaciones figura la adquisición de bonos soberanos sin que se supiera la identidad del tenedor final de los mismos y, por lo tanto, ignorándose a quien el Estado paraguayo debía. Los reportes de operaciones sospechosas (ROS) tardaron en aparecer y siempre fueron incompletos, por lo que el BNF empezó a acumular una serie de irregularidades en su operatoria con Messer.