ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Editorial

Crujen los negocios negros del fútbol

El escandalete de las cuentas suizas de dos personajes gordos del futbol, la prisión que mantiene en EE.UU. a un ex presidente de la Conmebol, la drástica sanción aplicada al hoy ex presidente de un club tradicional de la APF, nada de eso lograba despejar la opacidad que siempre ha rodeado los negocios del futbol. Pero algo está cambiando.

 
 
 

Este miércoles 14, la Cámara de Diputados debió tratar un proyecto de ley dirigido a establecer normas de prevención y represión de “actos ilícitos destinados a la legitimación de dinero o bienes” que en su artículo primero incluye a los clubes deportivos, cualquiera sea su disciplina, así como las uniones, confederaciones y asociaciones de las distintas modalidades incluyendo todo tipo de contratos deportivos.

Pero por alguna extraña razón, el estudio del proyecto fue aplazado por 15 días, algo nada extraordinario en la rutina legislativa sino fuera porque la del miércoles 14 fue… ¡la octava postergación desde que en julio de 2015 el proyecto tuvo su primer trámite constitucional! Estas demoras se fundan, generalmente, en la necesidad de reunir más información, cosa que se logra después de un par, o a lo sumo, tres diferimientos, pero no ocho.

Se ve que hay mucha gente nerviosa en el mundo de los negocios futboleros, sobre todo cuando la FIFA hace sentir su peso cancelando dirigencias de alto copete y el Gafilat, el organismo latinoamericano antilavado, está proyectando su larga y ominosa sombra sobre el Paraguay.

 
 

Editorial

¿Cómo se reconstruirá el mundo mipyme?

Aunque suene cruel –o políticamente incorrecto-, pocos medioambientes debe haber tan darwinianos como el mundo de las micro, pequeñas y medianas empresas.

 
 
 

En condiciones normales, la morbi mortalidad de estas unidades económicas es muy alta y aunque la variedad de estudios hacen oscilar mucho los porcentajes correspondientes, parece haber coincidencia en que al menos el 75% de las mipymes desaparece al cabo de una década, la mayor parte de ellas después de los tres años de vida.

Ahora bien, si introducimos en la casi infinita gama de variables de esa mortalidad el devastador efecto de la pandemia y el consiguiente aislamiento y caída en picada de la demanda, esos indicadores se proyectan casi al infinito.

Aunque es muy pronto para poner en números el efecto de la pandemia en las mipymes, hay una manera de medir el daño por analogía. Según la DGEEC, en 2019 el 52,1% de la población ocupada se concentraba en comercios, restaurantes, hotelería, servicios comunales, sociales y personales, estos tres últimos, generando trabajo en las áreas de educación, salud, saneamiento, asistencia social, diversión y esparcimiento.

 
 

Editorial

Estado frugal, sobrio y eficiente

Acompañar la dinámica del sector privado con una mejora sustancial en el gasto público a fin de lograr una reactivación de la economía lo antes posible.

 
 
 

Este es el deseo manifestado por el nuevo presidente del Club de Ejecutivos, que en entrevista con 5dias hizo pública su idea de cómo coordinar esfuerzos entre el Estado y el sector privado en una misma dirección y con un mismo propósito.

El problema es que quienes tienen en sus manos la conducción de las finanzas públicas, en especial los ordenadores de gastos, no tienen la misma visión de las cosas que un empresario privado. Para éste, un gasto que no cierra correctamente su cálculo de costos debe ser de inmediato corregido. Y esa corrección debe hacerse sin impactar sobre la eficiencia, calidad y competitividad del producto o el servicio en cuestión.

El empresario privado tiende a minimizar el gasto maximizando la inversión, porque tiene siempre a la vista el valor del capital invertido, su amortización, equilibrio, rentabilidad y perspectivas de reinversión.

 
 

Editorial

Recuperando el centro histórico

La tendencia a revitalizar el centro histórico asunceno está ganando no solo adeptos desde lo conceptual sino esencialmente en iniciativas concretas.

 
 
 

Un referente del gremio de desarrollos inmobiliarios invitaba no hace mucho a recuperar el casco céntrico de Asunción no solo para los negocios y las actividades recreativas sino para la vivienda, condición que ha ido perdiendo durante la segunda mitad del siglo XX y acentuado drásticamente en lo que va del XXI.

La mudanza hacia espacios menos agobiantes y con más densidad verde ha creado nuevos núcleos de actividad, dejando al puñado de manzanas fundacionales de la ciudad prácticamente abandonado y en poder de una actividad nocturna residual y fuertemente conectada a la inseguridad.

La idea de instalar el concepto de “work &living” –vivir y trabajar- en un mismo espacio y dentro del casco céntrico tradicional, se abre camino según manifestaba a 5dias otro referente de la actividad inmobiliaria. Es una forma de concebir la vida diaria sin necesidad de grandes traslados que congestionan entradas, salidas y redes viales internas de la ciudad.

 
 

Editorial

El espejismo del excedente eléctrico

“El Paraguay llegará a utilizar toda su energía disponible alrededor del 2023, lo cual pone (al país) en la necesidad urgente de ir planificando y fomentando la identificación de nuevas fuentes de energía con una visión de largo plazo”.

 
 
 

Esto se escribió en 2014, dentro del denominado Plan Nacional de Desarrollo 2030. Existen dos posibilidades. Una, que los redactores del plan hayan sobreestimado la tendencia de crecimiento del consumo eléctrico. Y otra, que su cálculo sea correcto y estemos prácticamente a dos años de que la curva de consumo perfore la horizontal de generación.

Sea cual fuere la hipótesis, estamos en un punto en el que deberíamos tener listo ya un plan concreto para agregar fuentes de generación. O bien, ya hemos pasado ese punto y es cuestión de tiempo nomás que empiecen los problemas de abastecimiento, racionamiento o cortes programados.

Llevamos tres décadas viviendo a cuenta de la “abundancia” de energía eléctrica y su supuesta condición de inagotable. Pero el espejismo empieza a esfumarse. La advertencia formulada hace siete años no parece haber impresionado a nadie. Es hora de trabajar en serio y tener en cuenta que una inversión en el sector energético lleva tiempo. Y mucho capital. México es el campeón de la IED en energías limpias (eólica, solar), concentrando en 2017 US$ 6.200 millones. Chile y Brasil también transitan ese camino.