ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Editorial

Estado liviano, ágil y eficiente

El nuevo Estado post pandemia: más prevención, avances en los tratamientos, sistema global de alertas y mayor inversión sanitaria en I+D.

 
 
 

Bill Gates lo anticipó en 2015, cuando dijo que el mundo tenía que prepararse para una pandemia. Queda claro que el mundo no le hizo caso. Tampoco se está tomando en serio su advertencia de que el cambio climático es la plaga siguiente. Con una tercera variante: el bioterrorismo. “Alguien dispuesto a causar daño podría crear un virus” profetiza el magnate. Pero quizá lo más relevante de esta tarea de augur que se ha impuesto el zar de las tecnológicas es lo relativo a la futura organización de los Estados, que imagina sobre cuatro columnas basales: más prevención, avances en los tratamientos, un sistema global de alertas y mayor desarrollo en sanidad duplicando la inversión en I+D. Una estrategia de esta naturaleza va a necesitar mayor concentración de talento humano, más recursos materiales y más agilidad de movimientos deshaciéndose de toda la grasa sobrante y dando mayor elasticidad a los músculos reactivos.

A esta altura, queda claro que semejante Estado es la antítesis de lo que hoy es el Estado paraguayo, obeso, lento, ineficiente y caro. ¿Con qué herramientas van a enfrentar los futuros gobiernos los desafíos que se vienen? El COVID nos puso de rodillas y condicionó nuestra forma de vida. Y sigue haciéndolo, en términos generales. ¿Cómo responde la clase política a estos golpes brutales? Mirando para otro lado y pensando en la próxima elección con una actitud totalmente suicida.