El voto castigo ayudó a Jair Bolsonaro

El Observador
Uruguay

 

Una de las primeras reacciones surgidas ante la victoria por un margen bastante mayor al esperado de Bolsonaro, fue la de considerar que fue en respuesta a los casos de corrupción ocurridos durante los gobiernos del PT. Si bien es parte importante de la explicación de porqué millones de brasileños llegaron a las urnas a votar a un candidato que no ha dudado en defender las dictaduras militares, en humillar a negros, homosexuales y mujeres solo por el hecho de serlo, en promover el porte de armas y en reivindicar la tortura, parece algo simplista. Y si bien a pocas horas de

la elección es pronto para llegar a una conclusión, existen otras lecturas que intentan llegar a una explicación de este fenómeno. “La explicación que responsabiliza a los casos de corrupción y al PT es floja. No se condice con lo que sucedió en las elecciones, donde el PT con Haddad obtuvo casi el 30% de los votos. Y si a eso se le suman los votos de Ciro Gómes, con un 12%, la izquierda y la centro izquierda está cerca del 40%. No es por ahí la explicación”, consideró el politólogo Mauro Casa. En cambio, advirtió que uno de los hechos notorios de este momento es “el desplome” de la derecha y centro derecha. “Los responsables son el PSDB y PMDB, que casi desaparecieron. Ahí está la explicación de dónde salieron los votos a Bolsonaro”, indicó, ya que si bien la corrupción es el contexto del momento en el que sucede la elección y de un sistema político cuestionado, “hay que poner el ojo de lo que paso del lado de la derecha”.

Opciones limitadas ¿Pero por qué esos votantes de centro o derecha se lanzarían a votar a un candidato ultraderechista?

Según Casa, que además considera que “falta estudiar mucho” lo que está sucediendo, hay una multiplicidad de factores. “La oferta de la centro derecha era muy mala, Aécio Neves (PSDB) está acusado de corrupción, el gobierno de Temer sostenido por los partidos tradicionales de derecha es terriblemente impopular y hace que ese votante no encontrara opciones allí”. El politólogo también consideró que el hecho de que millones de votantes eligieran volcarse a Bolsonaro dice que “el eje de la discusión fue el ‘petismo’ versus el ‘antipetismo'”. “Uno dudaría de que para tantas personas sea una opción válida el racismo, la homofobia, entre otras cosas”.

También podría gustarte Más del autor