En búsqueda y captura de talento humano

Los europeos están preocupados. Hablan de una escasez de talento que les está mordiendo anual­mente más de € 324.000 millones a su producto interno bruto (PIB).

Esta conclusión nace de un estudio hecho por PwC (Price Waterhouse Cooper), una de las más solicitadas consultoras de servicios profesionales del mundo. En su informe 2018, que incluye una encuesta a empresas privadas europeas, la firma llega a la conclusión de que las pequeñas y medianas empresas están centrando su foco en la captación de talento humano el cual, unido a la digitalización de los procesos, puede ayudar a cerrar la grieta existente.

Sólo España pierde al año, por esta carencia, 14.500 millones de euros, el 1,3% de su PIB. Si Europa está en esta disyuntiva, ¿qué pensamos hacer nosotros para enfrentar este desafío? Habría que comenzar dando una mirada hacia nuestro sistema educativo, sobre todo ahora que arranca un nuevo Gobierno. El conocimiento y su papel en la sociedad pasó en el siglo XXI, de “dominio a gestión y uso competente del conocimiento”, (Ges­tión del talento humano e innovación de la ense­ñanza y el aprendizaje – Maritza Alvarado Nando y Mayte Barba Abad).

Las empresas están incorporando el concepto de gestión de talento humano en reemplazo del antiguo departamento de recursos humanos. Pero para gestionarlo primero hay que encontrarlo.

¿Y dónde se busca a esas “personas inteligentes o aptas para determinada ocupación”? (RAE). Ahí es donde surge el interrogante que nos interpela sobre el papel que cumple la educación en este proceso. Es frecuente responder esta pregunta con argumentos ideológicos, pero la realidad impone más bien un enfoque práctico. ¿Favorece nuestro sistema educativo la generación de talento humano? ¿Qué podemos esperar, en este orden, los próximos cinco años?

También podría gustarte Más del autor