En informe de BID, Paraguay figura con el internet más lento de la región

Velocidad promedio se mantiene en 2Mbps en el país

El informe de La Evo­lución de las Tele­comunicaciones Móviles del Banco Interamericano de Desarro­llo (BID) correspondiente al 2018, indica que Paraguay es el país con el promedio de velocidad de descarga de internet más bajo de la región, con un ritmo que no pasa de los 2Mbps (me­gabit por segundo). Otros dos países se mantienen en este rango, como Belice y Surinam; mientras que los países que alcanzan un promedio de 9Mbps son Chile, Trinidad y Tobago y Uruguay.

El informe señala que nin­gún usuario de los países de América Latina cuen­ta con una banda ancha ‘decente’, lo que dificulta a empresas y personas a acceder a las mejores apli­caciones. De acuerdo al análisis del BID, este atraso es aún más problemático para las empresas, que no pueden acceder a los servi­cios que pueden aumentar su productividad y ampliar los mercados para sus pro­ductos.

El BID reconoce el índice de penetración de internet en Paraguay en un 70% de la población, al igual que Brasil; por el lado de Ar­gentina, Uruguay y Chile, el porcentaje llega hasta un 90%.

ACCESO
Paraguay cuenta con obs­táculos en la conexión por ser un país medite­rráneo y no tener acceso a los cables submarinos del océano Pacífico, lo que incide en el costo del desarrollo del servicio de internet y en el precio que percibe el usuario final, de acuerdo al ingeniero José Reinoso, presidente de la Asociación de Ingenieros del sector de las Teleco­municaciones (Aistel). “Si queremos estar al nivel de la región en velocidad se puede, solamente que los costos van a ser mucho más altos”, explicó.

Existe un proyecto finan­ciado por el BID que per­mitirá que Paraguay tenga acceso directo a los cables submarinos, en donde se montará un cable submari­no que tendrá acceso al Pa­cífico. “Copaco ya está tra­bajando para llegar a eso, proyectado al 2021 más o menos”, señaló Reinoso.

“En Paraguay tenemos un alto índice de uso de inter­net. Pero nos enfrentamos con el inconveniente de que no en todo el país te­nemos acceso a la red. Para las operadoras privadas hay zonas del país que no son muy rentables, y en esas zonas deberían entrar políticas de gobierno que pongan ciertas reglas de juego para que se puedan analizar inversiones”, se­ñaló.

También podría gustarte Más del autor