Estrecha relación con su mamá hizo que florezca la creatividad

El descanso y buen cuidado de los bebés es fundamental para su desarrollo, y los padres buscan siempre estar atentos tanto a la calidad como a la belleza de todo lo que sea destinado a sus hijos.

Leticia Montiel es contadora pública recibida de la Universidad Nacional. En el 2014, cuando trabajaba en una empresa auditora, decidió adquirir un vehículo que a la larga le sería complicado de cubrir y su madre, quien hace 18 años empezó en la costura realizando un ajuar para su hija, decidió ayudarla. A dos meses de quitar el vehículo a crédito, el negocio de su madre sufrió un incendio y esto dificultó llevar adelante ese compromiso económico.

Con esto, madre e hija decidieron meterse de lleno en las ropas para bebés y, mediante una inversión de G. 8 millones, nació Semillitas.

Tras un año del emprendimiento y con un lento desarrollo, Leticia decidió renunciar a su trabajo e involucrarse de lleno en su nuevo proyecto, y desde entonces – mediante la ayuda de las redes sociales fueron evolucionando hasta la fecha. Hoy día cuentan con una variedad de productos como las toallas de 4 piezas, que tienen un costo de G. 110 mil, el Nidito o Baby Next con almohadillas personalizadas, con precio de G. 170 mil y trabajos compuestos como un Ajuar básico para cuna, edredón, chichonera, pañalera, mosquitero, una almohada principal y personalizada, cubre sábana y almohada moldeadora de cabeza con precio de G. 500 mil-. La materia prima para sus productos también es paraguaya, de manera a tener un trabajo 100% nacional.

Madre e hija se juntaron para empezar un proyecto en el que volvieron tiempos de crianza y con ese espíritu superaron el mal momento dando inicio a un trabajo que hoy sigue en pie y progresando. Con esto nos dejan un mensaje claro. ¨Los jóvenes deben luchar por sus sueños, todo es posible, sólo se necesitan ganas, pasión y por sobre todo disciplina¨.

También podría gustarte Más del autor