Experiencia de mamá la inclinó hacia la moda

Tiffy Bella

La vestimenta infantil sigue evolucionando con el paso del tiempo, con una gran variedad de opciones para todos los gustos y edades. Hoy, a más de cumplir simplemente con lo esencial, el gusto personal juega un rol importante a la hora de destacar una marca sobre otra. Alison Sanabria decidió meterse al mundo de los vestidos para niñas, para regresar a su pasión por la vestimenta y los niños, creando su proyecto, Tiffy Bella.

¨El nacimiento de Tiffany, mi primer hija fue lo que me empujó a dejar mi trabajo anterior, tener más tiempo para verla crecer y por sobre todo hacer lo que amo¨, afirmó la emprendedora en entrevista con 5días. ¨Desde temprano estuve cerca del mundo de la moda, es lo que siempre me gustó y siempre estuve alrededor del movimiento de la alta costura¨, comentó. Con su hija como fuente de cariño e inspiración, tomó un camino sencillo a la hora de bautizar su producción. ¨Siempre inspirada en mi hija, la decimos Tiffy y Bella; sería un complemento perfecto Tiffy Bella¨.

Tiffy tiene diseños que buscan convertir a las niñas en princesas, dedicadas para ocasiones especiales, y con calidad e ideas de alta costura. La emprendedora orienta sus modelos a las personas que prestan especial atención a los detalles, y con sus diseños busca demostrar su amor por los vestidos, e incluso despertar ese gusto por la moda y la alta costura en sus clientes, tratando de que cada prenda tenga una luz particular. ¨Va dirigido a los que buscan primeramente exclusividad, luego las que aman cada detalle que hacemos, cada vestido tiene una historia¨, explicó Sanabria. Para iniciar el trabajo preparó una inversión inicial de G. 30 millones, distribuidos en telas, elementos de trabajo y aparatos de diseño. Sus vestidos tienen distintos costos y varían dependiendo del estilo. Para ocasiones especiales tienen vestidos destinados a niñas de un año con precios aproximados de G. 680 mil. A futuro buscan expandirse a nivel nacional, e incluso llevar sus diseños al extranjero. Quiere ampliar su campo; ampliar sus negocios en el mundo de la moda infantil.

Para iniciar su proyecto, Alison se lanzó a imaginar, luchar por sus deseos y encontrar la magia en lo que hacía. Con eso como eje, anima a las personas indecisas a iniciar su propio emprendimiento.

También podría gustarte Más del autor