ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Internacionales

Banco central de Brasil está perdiendo guerra contra inflación

Ningún banquero central del mundo se está haciendo cargo de la inflación este año como Roberto Campos Neto. En marzo, el presidente del Banco Central de Brasil sorprendió a los operadores de São Paulo con un aumento mayor de lo esperado de la tasa de interés: 75 puntos básicos.

 
 
 

Era una táctica clásica usada por los bancos centrales, ejecutada por el nieto de una de las mentes económicas preeminentes de Brasil: dar rienda suelta a una gran demostración de fuerza desde el principio para mostrar que realmente se está luchando contra el aumento de precios, y reducir rápidamente las expectativas de inflación de los inversionistas y posiblemente reducir la necesidad de aumentos adicionales.

Por si acaso, Campos Neto y el directorio del banco aumentaron la tasa en otros 75 puntos básicos en mayo y, según sus propios indicios, volverán a hacer lo mismo en la reunión de política monetaria del miércoles en Brasilia, llevando la tasa de referencia Selic al 4,25%.