La pasión por los dulces la ayudó a forjar su negocio

Joven cocinera busca expandir su emprendimiento

Camila Casariego Tato

[email protected]

El amor por las cosas que siempre nos apasionaron, es un impulso para lograr nuestros sueños y metas en la vida.

Antonella Palazón es una soñadora desde pequeña a la que siempre le encanta­ron comer cosas dulces. An­helaba con tener su propio negocio y que mejor que in­troducirse al rubro de la co­cina siendo que desde muy chiquita tambien le gusto cocinar.

Pasaba el tiempo y cada vez las ganas de tener su propia empresa de co­mida iban creciendo más y más, en el 2013 cuando es­taba terminando el colegio empezó a hacer cupcakes y los vendía allí para un ingre­so minimo.

Al año siguiente eligió un nombre para el empren­dimiento “Tutti Dolce”, creó las redes sociales y comenzó a promocionar postres como también bocaditos salados en ca­jitas y bandejas pintadas. Empezó tener pedidos para baby showers, even­tos especiales y de esta manera la empresa fue creciendo rápidamente.

Tutti Dolce cuenta con pla­nes de expansión habilitan­do locales en varios sitios, con una inversión de G. 35 millones.

“Siempre yo me ocupe de cada detalle, hace un mes estoy buscando para el pri­mer local, dos personas para él área de cocina y otra para el área administrativa junto conmigo y para empezar creemos que será suficiente y luego ir viendo de acuerdo a las necesidades del local si incorporamos más perso­nal”, agregó Palazón.

El costo de los productos oscila entre G. 3 mil y G. 50 mil, y de acuerdo a lo que el cliente necesite, la empresa ofrece combos, canastas o bandejas con productos que se eligen en el momento.

“Vas a recibir apoyo de mu­cha gente como también mucho negatividad, pero lo importante es que al final del día confíes en vos mis­mo y sepas que lo podes lograr, porque si es un sueño no podes parar hasta llegar a cumplirlo. No hay nada me­jor que hacer lo que amas”, culminó la emprendedora.

También podría gustarte Más del autor