No hay que invertir en Educación

La buena utilización de recursos en Educación, que se viene exigiendo desde hace tiempo, tiene como principal enemigo al Gobierno.

Sara Ayala

@saruayala

Los recursos están, pero la falta de gestión es lo que desencadena en varias falencias.
El monto presupuestado para el 2017 es de G. 6.947.932.575.879, de los cuales se ejecutaron unos G. 4.808.522.302.254.
Mientras que en inversión se destinaron unos G. 298.547.169.062, de los cuales solo se ejecutaron el 44%.
En el 2016 se llegó a ejecutar solo el 15% de los G. 294.581.044.439.
La ejecución más baja se vio en el 2015, con un 11% de ejecución del monto que llegó a G. 272.471.855.063
Y en el 2012 fue la mayor ejecución del presupuesto, donde se alcanzó el 46% de todos los fondos disponibles para inversión física.


GESTIÓN
Desde el Ministerio de Educación ya habían anunciado del convenio que existiría con el Ministerio de Obras para encargarse de la inversión física.
El actual ministro Enrique Riera había dicho: “Vamos a firmar un convenio con Obras Públicas para que el Ministerio de Educación no construya más escuelas en el futuro. Yo me voy a encargar del capital humano y el Ministerio de Obras Públicas va a construir las escuelas del país, mientras que el mantenimiento estará a cargo de los gobiernos locales y departamentales”.
Explicó que ellos se encargarían de la ejecución directa para la construcción de obras.
“Vamos a transferir todo el dinero que tiene el MEC para construcción por vía interna, y esto va a regir desde ahora”, aseguró.
El MEC sigue caminando lentamente, mientras los recursos aumentan, esta obsoleta institución no encuentra la herramienta necesaria para llevar a cabo los proyectos que la ciudadanía en estos momentos necesita.
La tarea pendiente ahora es que el brazo ejecutor del MEC funcione correctamente y que encuentren la fórmula indicada.
Más dinero no lo soluciona, mientras la naranja mecánica no tenga las tuercas correctas.

También podría gustarte Más del autor