¿Puede la lencería volver a poner de moda a Hollister?

Como resultado se produjo una prolongada baja en las ventas
que tiene a los ejecutivos analizando respuestas y despidiendo empleados.
Tomando como ejemplo el manual de competidores más exitosos, la empresa ahora
ha puesto sus esperanzas en los ?bralettes?, sostenes muy cómodos que no tienen
relleno ni alambres.

El viernes, la empresa matriz de Hollister, Abercrombie
& Fitch Co., anunció el relanzamiento de su marca Gilly Hicks. La línea de
ropa íntima fue alguna vez un negocio en sí mismo, pero A&F cerró todas sus
tiendas en 2013, con lo que su existencia se limitó a una compañía por
Internet. Dos años después, la marca fue combinada con Hollister, con lo que se
transformó en una descuidada marca de Internet con un ocasional estante en una
tienda de Hollister.

EL RECRESO

Al parecer, eso ya no es así. La lencería de Gilly Hicks
estará completamente disponible en todas las tiendas Hollister en Estados
Unidos y se venderá por Internet a nivel mundial. Asimismo, algunas tiendas
estarán completamente equipadas con productos de la marca Gilly Hicks.

?Nuestro clientes de Hollister disfrutarán de otros sitios
donde comprar ropa interior y de dormir divertida y cómoda?, dijo Kristin
Scott, presidente de marca de Hollister en un comunicado. ?Hemos diseñado
nuestros productos Gilly para que sean naturales y cómodos?.

Esto implica muchos bralettes, un estilo liderado por el
principal rival de Hollister: American Eagle Outfitters Inc. Aerie, su marca de
lencería, es muy popular y las ventas en tiendas comparables han registrado un
crecimiento de dos dígitos en los últimos ocho trimestres. Impulsado por la
popularidad de sus bralettes, su especialidad, Aerie está jugando un rol clave
en el retorno de American Eagle, algo que a Hollister le encantaría replicar.

Hollister debe haber visto el éxito de Aerie y quiso subirse
al carro de los bralettes, dijo Simeon Siegel, analista de Instinet de Nomura
Securities. Otros minoristas están viendo los beneficios de esta tendencia,
indicó, por lo que hay pocas razones por las cuales Hollister no debería
sumarse.

?Ya tienen luz verde para esto?, afirmó, lo que hace más
fácil relanzar la marca Gilly Hicks. Hollister, según explicó Siegel, está
diciendo: ?Reinventemos algo en lo que ya hayamos puesto dólares en marketing?.

También podría gustarte Más del autor