QUE NO TE PASE LO QUE A FLIPPY

¿Los robots desplazarán a los hu­manos en miles de empleos? Cuando esta tendencia mun­dial parecía imparable, apa­reció Flippy para darnos una revancha. El robot fue noticia días atrás, ya que terminó siendo despedido por lento en su primer día de trabajo. Ocurrió en Cali­fornia, Estados Unidos, donde la cadena de hamburguesas CaliBurger y Miso Robotics llegaron a un acuerdo para que Flippy ob­tuviera un puesto de trabajo preparando hamburguesas de forma autónoma en uno de los restaurantes de la cadena. Pero fue tanta gente a ver el desempeño del promo­cionado robot, que no dio abasto con los pedidos y tuvo que ser desconectado y sus­tituido de nuevo por cocineros humanos.

Flippy no estuvo a la altura en su de­but como empleado, pero es probable que lo perfeccionen en breve para que actúe con mayor rapidez. Ahora, ¿y por casa cómo andamos? Si estás por ini­ciar tu primer empleo o simplemente cambiás de trabajo y te espera un nue­vo ambiente laboral, es momento de tener en cuenta algunas recomenda­ciones para dejar una buena impresión en tu primera jornada laboral.

VESTIMENTA

Si los empleados no llevan uniforme, es apropiado que consultes durante tu entre­vista de trabajo cuál es el código de vesti­menta de la compañía que te recibe. En un ambiente formal es probable que los varo­nes tengan que ir de traje y las mujeres con algún traje sastre. Un pantalón (que no sea de jean) y una camisa lisa —para él y para ella— suelen ser apropiados en el caso de que no sepas cómo ir vestido. La palabra clave en este caso es la sobriedad. Hasta en las empresas más creativas (publicitarias, medios de comunicación, estudios de dise­ño y de arquitectura), siempre es mejor pre­guntar por el dress code, ya que algunas de ellas restringen el uso de bermudas, calzas, zapatillas u otras prendas.

GESTOS POSITIVOS

No importa que los paraguayos tengamos fama de impuntuales ni que el tráfico nos haya retrasado. Al trabajo se llega en hora­rio y si se trata del primer día no está demás adelantarse por lo menos diez minutos. Así tendrás la oportunidad de observar el mo­vimiento de funcionarios ingresando y tu ambiente de trabajo. Ese día es mejor que el celular se quede en tu cartera y silenciado hasta el horario de almuerzo. Tampoco es recomendable llevar auriculares para es­cuchar música. De momento estás siendo observado por todos. Es mejor que te con­centres al máximo en tus tareas.

PRESENTACIÓN

Suele ser un día abrumador, se inicia el proceso de inducción, recorrés los distin­tos departamentos y te presentan a jefes y compañeros. Al saludarlos, podés contar de manera breve cómo te llamás, dónde trabajaste y cuál será tu cargo o rol en la empresa para que te identifiquen. Ser cor­dial y sonreír son gestos que abren puertas, como también llamar a las personas por sus nombres. No dudes en llevar una pe­queña agenda para anotar nombres claves, inquietudes y dudas que tengas para con­sultarlas más adelante.

TAREAS

Por lo general, las empresas tienen por escrito el perfil de un trabajador con las funciones y las actividades que debe des­empeñar en su puesto. Es clave conocer esa información. Puede que también sur­jan otras tareas que no están descriptas (muchas veces hay compañeros y equipos que se quieren aprovechar de los nuevos) por lo que siempre hay que estar atentos, mostrar predisposición, pero consultar a los responsables o jefes para poder marcar límites. En el caso de que alguna tarea no esté comprendida, es bueno aclarar dudas para no cometer errores. Tenés una excusa de oro: sos nuevo en el trabajo, estás apren­diendo y familiarizándote con la empresa y sus objetivos.

VIDA SOCIAL

Una persona amigable, positiva y auténti­ca genera confianza entre sus pares. En tu primer día, buscá hablar un poco con tus compañeros durante un breve descanso. La hora del almuerzo también es propicia para conocerlos y también saber del fun­cionamiento de la empresa. De momento, es importante que tengas la capacidad de observar y escuchar, pero no te arriesgues a dar ninguna opinión o crítica comprome­tedora. Las bromas están a la orden del día para los nuevos colaboradores, así como esas cascaritas de bananas que muchas veces intentan poner algunas personas tó­xicas. Mientras aprendés a identificarlas y neutralizarlas, es mejor trabajar con cautela y atención.

EFICIENCIA

Demostrá decisión y rapidez en tus gestio­nes. Si te piden algo, cumplí con los plazos establecidos, aunque al principio lo asig­nado pueda llevarte más tiempo del que planeabas. No intentes imponer tus ideas y pensamientos en esta primera etapa, es mejor escuchar y luego hacer algún aporte. Poné interés y entusiasmo en cada activi­dad, sin dejar nada a medias antes de irte a casa. Recordá que estás siendo evaluado permanentemente y que no puede pasar­te lo que a Flippy.

También podría gustarte Más del autor