Relación entre Donald trump y Vladimir Putin con el pie derecho

Bloomberg

 

El presidente Donald Trump comenzó su reunión con Vladimir Putin en Helsink, poniendo a prueba su promesa de campaña de revivir los lazos con Rusia en medio de presiones para que confronte al líder del Kremlin sobre la intromisión electoral y la creciente preocupación de que Estados Unidos esté abandonando el actual orden internacional.

El esperado evento comenzó con una sesión uno a uno entre el ex desarrollador inmobiliario y el exagente de la KGB que se extendió por más de 2 horas, con solo sus respectivos traductores presentes. Para Putin, la reunión es una victoria incluso antes de que comenzara, ya que ayuda a restaurar una imagen de paridad con EE.UU. que Rusia perdió después del colapso de la Unión Soviética.

Luego de que los dos líderes terminaron su sesión individual, Trump dijo que la cumbre había sido “un comienzo muy bueno para todos” antes de comenzar una sesión ampliada, que incluía a los principales asesores de ambos líderes.

Antes, cuando se inauguraba la cumbre, Trump dijo que sus discusiones cubrirían “todo, desde comercio a militares, misiles y el tema nuclear hasta China”.

No mencionó las acusaciones ni la interferencia del Kremlin en las elecciones de Estados Unidos.

“Ahora es el momento de hablar en profundidad sobre nuestras relaciones bilaterales y puntos conflictivos en el mundo”, dijo Putin en ruso. “Hay suficientes de aquellos a los que debemos prestarle atención”.

Habiendo hecho una campaña para cumplir una promesa de mejorar los lazos con Putin, Trump se reunió con el líder del Kremlin ante las objeciones de los legisladores estadounidenses luego de que un gran jurado acusó formalmente a 12 oficiales de inteligencia rusos por su presunto rol en la intromisión en las elecciones de 2016. Los agentes rusos están acusados de piratear cuentas de correo electrónico controladas por el Comité Nacional Demócrata y la campaña de Hillary Clinton.

También podría gustarte Más del autor