Retención sobre IRP iría contra Código Laboral

El tema tributario tiene varias aristas y una de ellas es la jurídica. En este aspecto 5días consultó a expertos en la temática.
DEFINICIÓN

Retención de impuesto significa que cuando una empresa o persona le retiene a su proveedor parte o el total del IVA incluido en la factura que éste está cobrando. Por ejemplo: una persona emitió una factura de G. 165.000.000 a un frigorífico por venta de ganado vacuno. El IVA incluido en la factura es de G. 7.857.143 (5%). Ahora, el frigorífico le paga a la persona y le retiene el 30% del IVA de su factura: G. 7.857.143 x 30% = 2.357.143. Esta parte la persona no va a cobrar. Su cobranza va a ser: G. 165.000.000 – 2.357.143 = G. 162.642.857. La parte del IVA que el frigorífico le retuvo a su proveedor, le debe pagar al Estado. Es decir, el proveedor paga ya el 30% del IVA por medio del frigorífico al Estado. El Ministerio de Hacienda designa a los “agentes de retención” no se puede realizar retenciones arbitrariamente.
CÓDIGO LABORAL

“No se puede retener o deducir sumas salariales bajo este concepto (retenciones del IRP) con una simple resolución, ya que hay disposiciones expresas en el Código Laboral al respecto”, afirmó el abogado Mario Paz Castaing a la 730 AM.
REGLAMENTACIÓN

El abogado especialista en lo laboral sostuvo que no hay ningún amparo que se pueda justificar por la vía administrativa, que además vaya a derogar disposiciones expresas del Código del Trabajo sobre los casos en que se puede retener una suma que suponga rebaja del salario. Esto señaló en relación a la polémica reglamentación 119/17 lanzada en estos días por la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) para retener los ingresos de los contribuyentes del IRP.
ARTICULO 240

Paz Castaing se refería al Art. 240 del Código Laboral, que dice: “El empleador no podrá deducir, retener o compensar suma alguna que rebaje el importe de los salarios, sino por los conceptos siguientes: a) Indemnización de pérdidas o daños en los equipos, instrumentos, productos, mercancías, maquinarias e instalaciones del empleador, causados por culpa o dolo del trabajador y establecida en sentencia judicial. b) Anticipo de salario hecho por el empleador. c) Cuotas destinadas al seguro social obligatorio. d)
Pago de cuotas periódicas sindicales, cooperativas o mutualistas, previa autorización escrita del trabajador. e) Orden de autoridad competente para cubrir obligaciones legales del trabajador”. Una reglamentación de orden administrativa está por debajo de la Ley, que además es un código de orden público, por lo que debe ser observado con mucha cautela, advirtió. La tasa general de retención es del 30% para todos los agentes de retención designados por el Ministerio de Hacienda, salvo excepciones. Cuando el monto de la factura no supera la suma de 10 jornales diarios que equivale a G. 785.050 no se practica la retención.
CAMINO EQUIVOCADO

Por su parte, el tributarista y catedrático de la Universidad Católica de Asunción, Ángel De Vaca, señaló que la mejor manera de definir una retención es como pago por adelantado, lo que genera en este caso un crédito fiscal que según su experiencia profesional le consta que muchas veces no es reintegrada y en este caso el mejor ejemplo que se puede dar es el del club Centenario.
El Club Centenario reclamó el reintegro de su crédito fiscal y judicializó la causa al igual que otras empresas, para ese entonces el monto total de los créditos fiscales ascendían a US$ 70.892.000. Más tarde, la Corte Suprema de Justicia obliga a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) a devolver este mes al club Centenario 12.762 millones de guaraníes (US$ 2,9 millones) en concepto de IVA. El dinero reclamado por el club todavía no fue devuelto.

También podría gustarte Más del autor