Saldo de tarjetas aumenta en un 8,4%

Uso de tarjetas repunta gracias a segmento de ingreso medio/alto

El saldo contable de las tarjetas de crédito emitidas por el sistema bancario tuvo un crecimiento interanual del 8,4% en comparación al monto registrado en agosto 2017, mientras que el saldo de las tarjetas de las financieras tuvo una variación en el sentido opuesto, con una disminución del 11,9% en el mismo periodo.

El boletín de supervisión estadística del Banco Central del Paraguay correspondiente al octavo mes del año revela que el saldo contable de las tarjetas de crédito alcanzó los US$ 454 millones, unos US$ 35,2 millones más que el año pasado. Por su parte, la variación mensual promedio del importe de las tarjetas de los bancos fue de 0,7% en los últimos doce meses.

En contraste, el sistema financiero cerró el mes de agosto con un saldo contable de tarjetas de crédito equivalente a US$ 15,1 millones, unos US$ 2 millones menos que el monto registrado en el mismo periodo del año anterior. Como referencia, el saldo de las tarjetas de las financieras se redujo en promedio un 1% mensual desde agosto del año pasado.

José Brítez, superintendente de la banca de consumo de Itaú, explicó en conversación con 5días que la diferencia que se da en la evolución de los saldos contables de las tarjetas de crédito emitidas por los bancos y las financieras es dependiente netamente del mercado en las cuál las entidades se desenvuelven.

Al respecto, Brítez dijo que las financieras tienen como objetivo una cartera de clientes con menores ingresos, que a su vez conllevan mayor riesgo. Por otro lado, las entidades bancarias se enfocan hacia los clientes del segmento medio y alto, con los clientes con un ingreso mensual por de más de G. 5 millones siendo lo que producen más rentabilidad a través de las tarjetas de crédito. Asimismo, Brítez agregó que los clientes con ingresos por arriba de los G. 10 millones, usuarios de las tarjetas de tipo Platinum e Infinity, presentan el mayor consumo pero así también la mayor capacidad de cancelación de sus deudas.

Brítez también añadió que desde Itaú se enfocan en promover el consumo (compras del mes, shopping) y las facturaciones (débitos automáticos) que se realizan a través de las tarjetas de crédito, destacando que Itaú mantiene actualmente un 50% del share de consumo de Bancard.

De acuerdo a los dato compilados por el BCP, al mes de agosto Itaú es responsable de un 36% del saldo contable de las tarjetas de crédito del sistema, así como de los plásticos totales en circulación, equivalentes a 311.352 tarjetas. El saldo manejado por Itaú alcanzó los US$ 164,1 millones en el periodo.

En lo que respecta al volumen del saldo de las tarjetas, le sigue el Banco Nacional de Fomento con US$ 50,6millones, equivalente a un 11% del total. En tercer lugar se coloca el banco Continental con un saldo de US$ 40,6 millones, monto que corresponde a un 9%.

Como referencia también es necesario resaltar que la morosidad del sector consumo en el sistema bancario fue de 5,55% al término del mes de agosto, lo cual representa una mejora con respecto a la morosidad de 6,65% registrada en el mismo periodo del año anterior.

También podría gustarte Más del autor