Rechazan que BCP sea juez y parte de la inflación

Bajo la premisa de que el salario mínimo, ya con el posible reajuste entorno a los G. 70.000, no se ajuste al costo de vida de los trabajadores, la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A) rechaza la propuesta de la Comisión Nacional de Salario Mínimo (Conasam) y proponen la creación de un instituto de estudio permanente del salario y una política salarial de estado.
“Hasta la fecha con lo único que estamos de acuerdo es con la eliminación de la barrera del 10% de inflación porque siempre fue una traba para el reajuste salarial, sin embargo, creemos que el porcentaje de reajuste es muy mínimo y no sirve para nada”, sentenció Bernardo Rojas, Presidente de la CUTA.
Asimismo, aseguró que la canasta básica del Banco Central del Paraguay no se condice con la canasta básica real del trabajador. “Queremos que se reagrupe una canasta nueva en base a un máximo de entre 100 a 120 productos, y de ahí tener un perfil para elaborar un costo de vida”, explicó.
UN BANCO CENTRAL FUERA DEL JUEGO
“Nosotros planteamos que se constituya un instituto de estudio permanente del salario y el costo de vida, que se encargue de elaborar una nueva canasta básica y realice un monitoreo constante de los precios. Esto sin la participación del Banco Central del Paraguay, que hoy es juez y parte, y su estudio solo les sirve para controlar el mercado monetario y la inflación”, continuó.
En el mismo marco destacó la importancia del control de precios de los productos de primera necesidad que como sucedió recientemente “se disparan” ante la liberación de precios, como fue el caso del combustible.


POLÍTICA SALARIAL
Además, recordó que desde hace años vienen planteando a los gobiernos la creación de una política salarial de estado y en ella contemplar los planes de reajuste en concordancia con la realidad del trabajador.

También podría gustarte Más del autor